Cortó Rusia sus envíos de gas a Ucrania

Lo decidió tras una disputa por el precio
MOSCU.- Rusia interrumpió ayer el suministro de gas a la vecina Ucrania por una disputa sobre los precios, pero incrementó los envíos a otros países europeos, en un intento por calmar a los demás clientes, que temen un posible corte.

La Unión Europea, que recibe una quinta parte de su gas por los ductos que pasan por Ucrania, y Estados Unidos llamaron a una rápida solución al conflicto y dijeron que se deben cumplir los compromisos de abastecimiento.

Empresas energéticas en Alemania, Francia, Polonia, Rumania, Austria e Italia anunciaron que hasta el momento sus suministros no se han visto afectados. Europa cuenta con reservas gasíferas suficientes para funcionar sin el gas ruso por varios días, pero no semanas, advirtieron los analistas.

La disputa generó una vez más dudas sobre la confiabilidad de Moscú como un proveedor de energía y reforzó las sospechas -ya altas desde la guerra de Rusia contra Georgia en agosto- de que el Kremlin busca intimidar a sus vecinos que cuentan con el apoyo de Occidente.

El presidente de Ucrania, Viktor Yushchenko, blanco de fuertes críticas de Moscú por querer que su país ingrese en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), dijo que quería retomar las conversaciones con Rusia para solucionar una disputa por un retraso en los pagos y precios del gas para 2009.

Sin embargo, el presidente de Gazprom, el mayor productor mundial y la empresa energética más importante de Rusia, controlada por el Kremlin, advirtió a Ucrania sobre un fuerte aumento del precio del gas que se le suministrará este año, visto que rechazó la tarifa preferencial de 250 dólares propuesta por Moscú. "Dado que Ucrania rechazó la tarifa preferencial, Gazprom suministrará gas a Ucrania al precio del mercado europeo de 418 dólares", dijo Miller.

"La guerra del gas"

La Unión Europea desea evitar que se repita lo ocurrido en enero del 2006, cuando Moscú interrumpió sus envíos Ucrania y provocó una breve reducción del abastecimiento de gas a otras partes de Europa.

Gazprom dejó de enviar gas a Ucrania ayer por la mañana, al no poderse acordar las condiciones para los suministros de 2009.

Tanto Rusia como Ucrania afirmaron que no harán nada que ponga en riesgo los suministros a Europa. La interrupción podría, sin embargo, repercutir en una baja de presión en los gasoductos de tránsito o si Ucrania desvía los flujos que van hacia Europa.

Comentá la nota