Cortes de luz por viento huracanado, en Garupá y zona sur de Posadas

Las altas temperaturas reinantes, combinadas con especiales condiciones atmosféricas, produjeron un fenómeno meteorológico con vientos huracanados de gran velocidad y potencia, que afectaron fuertemente a la zona de Garupá y Sur de la capital provincial, provocando caída de árboles, ramas, afectaciones en viviendas con voladura de chapas y una serie de fallas en las líneas de media tensión que alimentan a la población ubicada al sur del arroyo Zaimán, hasta la vecina localidad.
Según un primer relevamiento realizado hace instantes por los técnicos de Electricidad de Misiones, el fuerte viento dejó fuera de servicio a las líneas de 33 kV y 13,2 kV que suministran el fluido a la zona afectada, además de una gran cantidad de líneas de baja tensión cortadas por caída de árboles y ramas, por lo que hay grandes franjas sin energía.

La situación persistirá por varias horas y hasta tanto se reponga los postes de gran porte que fueron literalmente descuajados por las ráfagas, tarea para la cual EMSA dispuso a todo el personal técnico y equipos de guardia de las subgerencias de Redes y Servicios, Interior y Transmisión.

Paralelamente, a quienes no han sufrido daños ni cortes de suministro, se recuerda la necesidad de extremar el cuidado del uso de la energía para amortiguar los efectos del pico de calor con alta demanda de potencia, y evitar también circular por calles de la zona afectada en las que puedan existir conductores caídos.

En otras zonas de la ciudad

A raíz de la ola de calor y la alta demanda de energía, Electricidad de Misiones dispuso una serie de maniobras de derivación de cargas para evitar sobrecargas y apagones.

Estas maniobras consisten en desviar el flujo eléctrico de las líneas con mayor demanda -particularmente en zonas de alta densidad poblacional- hacia otras líneas menos recargadas, medida que permite descomprimir los picos de potencia demandada y evitar problemas generalizados.

Estas maniobras técnicas, requieren de cortes breves en el suministro eléctrico, que permiten que los operarios realicen el trabajo manual de desvío de las líneas sin riesgo para la integridad de los trabajadores ni para los artefactos eléctricos de las viviendas afectadas.

Comentá la nota