A los cortes se suman las suspensiones

Las interrupciones en el servicio se ampliaron en la provincia mediterránea, en Rosario, provincia de Buenos Aires, La Pampa y Santa Fe, entre otras. Las redes no aguantan la ola de calor. Se rompieron récords de consumo el martes, miércoles y ayer.
Con la ola de calor que no para, el consumo de electricidad sigue en niveles elevados. Se siguen rompiendo récords a diario. Los sistemas no resisten y los cortes son cada vez mayores en las provincias. La más complicada es Córdoba, con seis horas diarias de interrupciones en el servicio que ayer se extendió por más tiempo y más barrios. La industria local ahora amenaza con suspensiones de no mediar una solución en lo inmediato. Rosario, La Pampa, Santa Fe y Corrientes también están en crisis.

De acuerdo con datos de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), a las 15.05 el consumo energético fue de 19.343 megavatios, un poco por debajo del récord de 19.566 megavatios alcanzados en julio del año pasado. Al medir el volumen de energía demandado en la jornada, el miércoles se rompió por segundo día consecutivo otra máxima: se llegó a los 406,2 gigavatios-hora.

"Hay riesgos de suspensiones. Es una situación ajena a las empresas", aseguró el presidente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Córdoba, Juan Grundy. "Cuando el personal de vacaciones retorne a sus labores la situación se complicará. Estamos perdiendo producción. Hay mucho daño en las máquinas que requieren de mucho caudal de energía. Hay atrasos en la producción. La perspectiva para la semana que viene es que se va a complicar más", agregó el empresario.

Desde hace dos semanas se rompió un transformador que redujo un 25% la oferta de electricidad de la provincia. Se producen seis horas de cortes diarios, que ayer con 38,2 grados de máxima y dos distribuidores que salieron de servicio provocaron el incremento en horas y cantidad de usuarios afectados.

A pesar de las interrupciones, a las 15 la demanda máxima fue de 1.434 megavatios y batió el récord histórico de febrero de 2009, cuando alcanzó 1.278 megavatios.

En Rosario, la situación es similar. Según informó la Empresa Provincial de la Energía (EPE), ayer a las 15.15 se registró un nuevo pico histórico en la ciudad (1.725 megavatios) que superó al récord de ayer (1.695 megavatios). A la mañana había cuatro cortes de media tensión que afectaban a más de seis mil usuarios.

En La Pampa, la Administración Provincial de Energía anunció que continuarán los cortes de electricidad rotativos en al menos 20 localidades debido al incremento en el consumo por la ola de calor.

Corrientes, Chaco, Formosa y algunos barrios de Santa Fe sufren el mismo problema.

El gerente de la Cooperativa Popular de Electricidad de Santa Rosa, Mario Cortina, dijo que los cortes se deben a "las roturas y al intenso calor, dado que con temperaturas cercanas a los 40 grados el alto consumo genera serios inconvenientes".

En Capital Federal y alrededores, Edenor y Edesur también estuvieron a muy poco de romper sus pico máximo de demanda eléctrica.

Según las empresas, hubo interrupciones puntuales sin llegar a ser masivos.

Comentá la nota