Los cortes de ruta en la zona siguen desnudando la falta de coordinación

El gobierno provincial reclama que la Justicia Federal dé la orden para liberar el tránsito. Hasta hoy, en la Fiscalía en turno no habían recibido denuncia alguna.

Parece una comedia de enredos, aunque los actores desempeñen roles tan importantes como los de ser ministros, secretarios municipales, jueces, fiscales o jefes policiales.

Los sucesivos cortes de tránsito en la Ruta 168 -que se iniciaron el jueves de la semana pasada y se repitieron cada día prácticamente sin interrupción- dejaron al descubierto la falta de trabajo coordinado entre distintos estamentos del Estado provincial, municipal y hasta federal.

Este mediodía, el ministro de Gobierno, Antonio Bonfatti, aseguró a El Litoral que desde la Secretaría de Seguridad de la Provincia se realizó la denuncia correspondiente ante la Justicia Federal para que se ordenara la liberación del tránsito en esta ruta nacional. "Nosotros estamos con las manos atadas. Necesitamos la orden de un juez. Lo mismo nos pasó cuando se vio afectado el Ministerio de Desarrollo Social en Rosario. No logramos que la Justicia diera una respuesta. Cuando actuamos nos llovieron las críticas", explicó.

El Litoral intentó infructuosamente comunicarse con el juez federal en turno, Francisco Migno, quien tiene por costumbre no brindar ningún tipo de información a la prensa. Por lo tanto, fue imposible confirmar si este magistrado recibió alguna denuncia desde la provincia.

Mientras tanto, desde la Fiscalía Federal en turno se aseguró este mediodía no haber recibido ningún tipo de denuncia al respecto, aunque se reconoció que siempre existe la posibilidad de que se actúe de oficio. El secretario de dicha Fiscalía, Eduardo Grioglio remarcó que "cualquier fuerza provincial o federal puede actuar de oficio para liberar la ruta. Puede actuar la policía santafesina, Gendarmería, la Policía Federal, cualquier fuerza de prevención".

Desde los tribunales provinciales, la fiscal de turno, Graciela Parma, tampoco había recibido notificación alguna sobre lo que estaba sucediendo.

Lo mismo ocurría hoy en el Juzgado Correccional en turno, a cargo del Dr. Eduardo Pocoví: "Venimos actuando en la medida de nuestras posibilidades. Lo hicimos en Playa Norte y frente al barrio Centenario, a partir de los informes que recibimos de la Policía. Pero con respecto a la Ruta 168, no tuvimos ninguna notificación, aunque considero que se trata de un problema que debería ser encarado desde el ámbito político", dijo el magistrado.

La situación planteada durante la mañana de hoy fue prácticamente un reflejo de lo ocurrido desde el jueves de la semana pasada. En aquel momento, ante los repetidos cortes de dicha ruta, el secretario de Desarrollo Social de la Municipalidad, Alejandro Boscarol, dijo que se trataba de un hecho delictivo protagonizado por un grupo de personas que no aceptaban ser relevadas y que por eso se había radicado la denuncia policial.

Desde la Jefatura de la Unidad Regional I se dijo que no iban a tomar ninguna decisión, mientras no recibieran una orden política o judicial.

Por entonces, el secretario de Seguridad de la Provincia, Horacio Ghirardi, insistía en que era un problema social. Al día siguiente, el Ministerio de Desarrollo Social decidió entregar a los piqueteros lo que pedían.

El corte de esta mañana tuvo otras características. Esta vez, desde la Municipalidad dijeron que sí se trató de familias que aceptaron ser relevadas por asistentes sociales y reconocieron que se había producido una demora en la entrega de los materiales.

Sin embargo, queda claro que desde distintos estamentos del Estado no existe unidad de criterio sobre cómo se debe actuar frente a este tipo de reclamos. (El Litoral)

Comentá la nota