Ya hay cortes de ruta por la "guerra de la yerba"

Misiones ordenó el envasado local, que perjudica a Corrientes. Cortes en la ruta 14.
La guerra de la yerba mate continúa sin tregua y el sábado, con la cuarta "mateada" y corte de la ruta 14 en el norte de Corrientes, se escribió un nuevo capítulo de su disputa con Misiones. Esta provincia dictó una ley que obliga al envasado en origen de la yerba y los correntinos se quejan porque la consideran una aduana interna inconstitucional.

"Peligran 1.500 puestos de trabajo en las localidades correntinas de Virasoro, Colonia Liebig y San Carlos", dijo a Clarín el secretario del gremio de la Alimentación de Virasoro, Daniel Sequeira. Corrientes compra en Misiones 58 millones de kilos de yerba para sus 8 molinos, incluida Las Marías, de Virasoro, la industria que más vende junto a las misioneras Hreñuk (Rosamonte) y La Cachuera (Amanda), según datos del Insituto Nacional de la Yerba Mate.

La nueva ley misionera prohíbe la salida de hoja verde de yerba. Y agregó un estampillado fiscal, que la industria considera "oneroso". "Vamos a reglamentar la ley porque defiende al productor misionero y su objetivo es radicar industrias aquí. No se trata de enfrentar a Corrientes", señaló a Clarín el ministro del Agro de Misiones, Alex Ziegler.

Sin embargo, el diálogo parece frenado, y hasta ahora en la "tierra roja" contabilizan a su favor el apoyo de la presidenta Cristina Kirchner, quien defendió la nueva ley yerbatera en su visita a Andresito. El gobernador correntino Arturo Colombi se reunió el jueves con Cristina, pero no trascendió si analizó el tema.

En Corrientes se cultivan unas 20.000 hectáreas de yerba que no alcanzan a abastecer a sus 8 molinos ni a su docena de secaderos. En Misiones funcionan 226 secaderos y 100 molinos, mientras que los 24 restantes se encuentran en Córdoba, Rosario, Capital y el Gran Buenos Aires. "Por eso la prohibición de salida de yerba dejará sin trabajo a más de 1.800 tareferos (peones de cosecha manual) y a 800 obreros de secaderos", dijo Roberto Montechiesi, del INYM. La industria de Corrientes ya planea acudir a la Corte Suprema, argumentando que se viola la Constitución que prohíbe las aduanas internas.

Sin mencionar la salida de una ley para la "zona productora", que abarcaría a ambas provincias, el ministro Ziegler repitió: "somos respetuosos de la institucionalidad y no queremos afectar a los actores de la cadena, pero como señala el gobernador (Maurice Closs) la concentración de los poderes de compra de yerba son más fuertes y los precios son menores para el productor".

Pero la idea ya encendió la alarma en la oficina de Rodolfo Daer, jefe nacional del gremio de la Alimentación, pues otros 2000 puestos de trabajo dependen de las plantas yerbateras foráneas.

Comentá la nota