Sin cortes de ruta, ayer comenzó el séptimo paro del campo contra el Gobierno nacional

En Pergamino los productores volvieron al piquete de ruta Nº 8 y acceso a Pinzón. La medida de fuerza determina que entre ayer y el viernes próximo a la medianoche no se comercialicen granos ni hacienda. Las opiniones del presidente de la Sociedad Rural, Roberto Campi, y del director de la Federación Agraria Argentina, Jorge Solmi.
En medio de una fuerte tensión entre los productores del campo, desde las cero horas de este viernes comenzó el séptimo paro que la Mesa de Enlace impulsa contra el Gobierno en diecisiete meses, como otra muestra de rechazo a la falta de políticas y asistencia para el sector agropecuario a nivel nacional.

El presidente de la Sociedad Rural de Pergamino, Roberto Campi, informó que el jueves por la noche se realizó una asamblea en nuestra ciudad donde se decidió volver al piquete ubicado en ruta Nº 8 y acceso a Pinzón, pero sin cortar la ruta, sino al costado de la misma: "Vamos a tener una presencia en el tradicional piquete, se mantendrá una presencia al costado de la ruta sin interrumpir el tránsito, y con el paso de los días se irá viendo cómo se lleva hacia adelante otra manifestación en otro momento durante la semana próxima. Nuestra intención es manifestarnos pacíficamente, marcar terreno, reunirnos y estar en alerta deliberando. Posiblemente el miércoles por la mañana se realice una movilización o asamblea en la Sociedad Rural con la idea de transmitirle a la población en general cuáles son los motivos del paro y reclamarles a los que asumirán las bancas más adelante que merecemos que se cumpla lo que nos prometieron".

Uno de los directores de la Federación Agraria Argentina (FAA), el pergaminense Jorge Solmi, señaló que durante la asamblea "cada uno de los presentes aportó su idea y hubo una moción de muchos de los dirigentes de estar presentes al lado de la ruta. En el día a día veremos cómo progresa el paro y a su vez el piquete, pero es importante la presencia para poner en conocimiento de la población que estamos de paro".

La medida de fuerza determina que entre ayer y el viernes próximo a la medianoche no se comercialicen granos ni hacienda, con las únicas excepciones de vacunos enviados a faena desde zonas castigadas por sequía o animales ya terminados en kilaje, para que no pierdan valor y procedentes también de regiones declaradas en emergencia o desastre rural.

Sin cortes

El ingeniero agrónomo Roberto Campi se refirió a la posibilidad de cortar las rutas, hecho que descartó ya que no está dentro del plan de protesta: "Como todo paro agropecuario esta es una forma de mostrar nuestra disconformidad, cesando la comercialización de granos y de carnes, sabemos perfectamente que parar ambas cosas no afecta ni al consumo ni al abastecimiento ni a los precios, simplemente es una forma de protestar. Y en esa forma de protestar siempre está la tentación de manifestarse subiéndose a las rutas, pero los dirigentes desde nuestro espacio tratamos de que eso no ocurra, sino que buscamos estar a la vera del camino haciendo un acto de presencia, tratando de no molestar a nadie porque ni el camionero ni quien viaja por la ruta son nuestros enemigos sino que el problema lo tenemos con el Ejecutivo".

El diputado electo por Unión-PRO, Jorge Solmi, sostuvo en ese sentido que "no es necesario subirse a la ruta porque no pasan camiones con granos o ganado. En los diferentes paros nos hemos manifestado de diferentes formas, por lo tanto hemos ido madurando respecto de las medidas. Los productores están muy enojados, en marzo de este año todavía había expectativas de que se revierta la situación del trigo y del maíz, pero nada cambió; no hay soluciones ni en lechería ni en carne; adelantaron las elecciones, fuimos a las urnas y el oficialismo perdió, además de no reconocer la derrota; y por otro lado insiste en un parlamento que no es legítimo".

Desde la Mesa de Enlace recordaron que los dirigentes estarán recorriendo, durante los próximos 7 días, distintas regiones del país donde se desarrollarán asambleas y movilizaciones.

El veto, "un sopapo"

Al ser consultado sobre si el ánimo de los productores era distinto en este momento respecto del último paro realizado en marzo de este año, el dirigente local Roberto Campi manifestó un rotundo "por supuesto", ya que consideró un "sopapo lo que sufrimos con el veto de la ley de emergencia agropecuaria, fue un golpe muy duro y muy bajo, esto de alguna manera demuestra que el 28 de junio los argentinos nos manifestamos de una manera y que ahora la presidenta puede vetar cuanta ley no le guste. Hemos puesto nuestras fichas en conseguir nuestros ‘agrodiputados’, tener representación y ahora aparece el fantasma del veto presidencial, entonces los productores estamos molestos. También estamos preocupados porque en junio se votó un 70% de legisladores que son oposición al kirchnerismo y hoy vemos que ese grupo no está del todo sólido, aunque no han asumido y no se los puede culpar de lo que han hecho o no, pero los vemos preocupados en algunas peleas internas o en mirar a las candidaturas de 2011, y no en aglutinarse como oposición y formar un frente fuerte. Si ese frente existiera, así como existe la Mesa de Enlace que desde distintos pensamientos converge en lo que le sirve, creo que la oposición podría hacer lo mismo y plantarse frente a los embates del Gobierno y decir ‘hasta acá llegamos".

Comentá la nota