Los cortes de luz en el microcentro mendocino no fueron por picos de consumo

Desde Edemsa indicaron que los breves aunque repetidos cortes de luz que hubo hoy en el microcentro se debieron a tareas de mejoras. El objetivo es ampliar la capacidad de transporte del servicio anticipándose a los futuros golpes de calor. Aclararon que no fueron producto de los picos de consumo que se produjeron en distintos puntos del país.
Parte del microcentro de la Ciudad de Mendoza durante la jornada de hoy jueves ha sufrido breves cortes de luz que no han sido provocados por la alta demanda de energía eléctrica.

Al menos así lo han explicado desde Edemsa, informando que los cortes se han experimentado en algunas zonas del microcentro por los trabajos que la empresa está realizando con el fin de ampliar el transporte de energía eléctrica en al microcentro capitalino.

Además desde la empresa proveedora del servicio del gran parte del Gran Mendoza han manifestado que hoy además se sumó una pequeña sobre carga que experimentó la subestación cercana al Hyatt.

Es que debido a la alta demanda de energía eléctrica por las altas temperaturas reinantes, esa subestación debió ser parada unos instantes para mejorar su rendimiento.

Por estos motivos desde Edemsa descartaron que en las próximas horas los cortes se agraven, considerando los temibles cortes que se han producido entre ayer y hoy en Córdoba Capital, en Rosario y vastas zonas de Buenos Aires.

El consumo llegó a niveles récord

El consumo de energía eléctrica llegó hoy a niveles récord en algunas zonas del país y miles de personas sufrieron cortes de luz a pesar de que el Gobierno garantizó el suministro, en otra jornada de agobiante calor en gran parte de la Argentina.

De acuerdo con la agencia NA, en la Capital Federal y sus alrededores, la sensación térmica superó los 40 grados centígrados, lo que incrementó la demanda eléctrica y llevó al consumo a batir una nueva plusmarca, de 3.310 megavatios, en la región que cubre la firma Edesur.

El récord se estableció hacia las 15:30, señaló la compañía, que también admitió que se registraron cortes de luz provocados por la saturación de la red de baja tensión, que es la que lleva la energía a las casas.

La demanda alta y sostenida de energía en los últimos días, debido a una utilización más generalizada de equipos de refrigeración en hogares, oficinas y comercios para mitigar los efectos del calor, generó cortes de luz que afectaron a miles de vecinos en la ciudad de Buenos Aires.

El suministro colapsó en los barrios de Palermo, Belgrano, Almagro, Caballito, Villa Crespo, Villa Devoto, Villa Del Parque, Versalles y Villa Luro, entre otros, al igual que en zonas del conurbano bonaerense, como Lanús y Martínez, y en la capital provincial, La Plata, y en sus alrededores.

Voceros de Edenor, en tanto, dijeron que el consumo estaba "muy alto", pero que aún no había alcanzado su récord histórico, de 3.800 megavatios.

"Hace unas dos horas teníamos 3.600 megas", indicó Alberto Lipi a Noticias Argentinas. "De todos modos, el pico de consumo suele producirse hacia las 21:30", agregó.

Lipi también señaló que la red estaba "funcionando bastante bien", aunque reconoció que hubo problemas "aislados" con cables de baja tensión.

Los cortes provocaron que varios semáforos dejaran de funcionar en sectores neurálgicos de Buenos Aires, lo que se combinó con distintas marchas en el centro de la metrópoli para ocasionar un caos de tránsito en momentos en los que el asfalto ardía bajo un sol radiante y demoledor.

Una sensación térmica de 40,1 grados, registrada hacia las 16:00, también se constituyó en un récord histórico para este mes de noviembre, que no da tregua después de convertirse ayer en el más caluroso de los últimos 53 años.

Pese a que el Gobierno garantizó el suministro eléctrico, asociaciones de consumidores salieron a advertir que los cortes de luz de multiplicaron como consecuencia de la ola de calor en Buenos Aires y sus inmediaciones.

Vecinos organizaron marchas de protesta y en Versalles dijeron que hacía más de 40 horas que no tenían luz, lo que provocó que muchos comerciales tuvieran que desechar su mercadería al no poder mantenerla fresca.

En el interior del país también se registraron inconvenientes y la ciudad de Catamarca, por ejemplo, se vio afectada por un apagón en la noche del miércoles.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), las altas temperaturas se extenderán al menos hasta el sábado, cuando está previsto que bajen hasta los 26 grados, tras una serie de chaparrones y tormentas.

En este sentido, en algunas zonas de Tucumán cayó granizo este jueves, en un espectáculo que contrastó de manera notable con el agobiante calor que debieron soportar los vecinos de la capital a lo largo de esta semana.

En esa provincia, el consumo se incrementó un 23 por ciento con respecto al promedio mensual debido a las altas temperaturas, dijo la Empresa Distribuidora de Energía de Tucumán (EDET).

Comentá la nota