Ya hay cortes en 12 localidades serranas

Crisis hídrica. Unas 180 mil personas de Punilla y Sierras Chicas viven con interrupciones de agua.

Villa Carlos Paz, La Cumbre, Cosquín, Capilla del Monte, Salsipuedes, Mendiolaza, Unquillo, Río Ceballos, Villa Allende, San Antonio, Mayú Sumaj y Cuesta Blanca. Lo que parece una lista de destinos serranos para organizar las vacaciones es, por estos días, un rosario de localidades de Punilla y Sierras Chicas cuyas poblaciones soportan, en distinto grado, cortes de agua.

Según el censo de 2008, son 179.470 cordobeses que, como parte de acciones disparadas por la falta de lluvias, ven alterado su normal ritmo de vida por restricciones en el suministro de agua potable.

Punilla. La situación es grave. Villa Carlos Paz, por ejemplo, largó ayer con restricciones de provisión a distintos barrios, según un cronograma organizado por la Coopi. "Se irá rotando de a 10 barrios por día. Estos no recibirán agua desde las 7 y por 24 horas", explicó Jorge Boido, vocero de la entidad. "Sólo la zona hotelera, donde hay contingentes de estudiantes no será afectada", agregó. Las medidas se extenderán, por ahora, hasta el martes. En Villa Carlos Paz viven 56 mil personas.

La causa es el bajísimo nivel del río San Antonio, donde el agua está apenas 1 cm encima de la toma.

Esta realidad, afecta también a las localidades vecinas de Mayú Sumaj, Cuesta Blanca y San Antonio.

Desde La Cumbre, Darío Durban, director de Turismo, definió la situación hídrica como "complicada". "Ya estamos desarrollando un plan de contingencia, con cortes escalonados por 24 horas, por barrios", explicó el funcionario.

La ciudad, de unos 6.600 habitantes, se abastece del dique San Jerónimo (cuyo volumen de agua es mínimo) y de pozos municipales y privados. "Se están haciendo empalmes y by-pass a la red para administrar el recurso", puntualizó Durban.

"La situación es crítica", explicó a este medio Osvaldo Allie, titular del Ente Municipal de Obras y Saneamiento de Capilla del Monte (Emos). El principal problema es el dique Los Alazanes, que a esta altura es un verdadero charco de agua. "Entró en período crítico hace un tiempo largo y es el que riega las dos terceras partes de la ciudad", dijo el funcionario. El agua se envía por red entre las 7 y las 12 del mediodía. El resto del tiempo, el servicio permanece cortado, con excepción del centro, la zona de restaurantes y bares.

"Creemos que hasta el 25 vamos a estar bien, esperemos que lleguen las lluvias", se esperanzó Allie.

En Cosquín, en tanto, se toma el agua del río de la ciudad con camiones y se la traslada a los tanques. Se recomienda que la gente la hierva y la clore antes de consumirla.

Sierras Chicas. En Villa Allende operan cortes rotativos los fines de semana. En Unquillo, Mendiolaza y Río Ceballos cortan por 24 horas, dos veces por semana. A Salsipuedes le queda agua para cinco días y los camiones salen con custodia para prevenir peleas entre vecinos.

Cronocortes

UNQUILLO Y MENDIOLAZA. El agua estará cortada hoy y el domingo que viene.

RÍO CEBALLOS. El corte afectó ayer. Volverá a suspenderse el sábado.

LA CUMBRE. Tienen cortes sectorizados por barrios.

CAPILLA DEL MONTE. La mayoría recibe agua sólo 4 horas por día.

CARLOS PAZ. Restricciones de a 10 barrios por día, hasta el martes.

COSQUÍN. Camiones cisterna "levantan" agua directamente del río Cosquín. El Yuspe, casi seco.

Comentá la nota