Cortes de luz y destrozos.

La lluvia del miércoles, que dejó un registro de 19 milímetros de agua en nuestra ciudad, estuvo acompañada de una fuerte tormenta que causó caída de árboles, varios daños, y cortes en el servicio de energía eléctrica provocados por la rotura de líneas de media tensión.
Uno de los sectores más afectados fue el barrio Butaló que permaneció cerca de tres horas sin luz -desde las 23.50 del miércoles hasta las 2.40 de ayer- debido a la caída de un enorme eucalipto sobre la línea de media tensión de 13,2 kV levantada sobre la calle Trenel.

"Los operarios de la cooperativa trabajaron hasta las 3 de la mañana para poder restablecer el servicio", comentó el gerente comercial de la Cooperativa Popular de Electricidad, Luis Usero.

Una situación parecida se vivió en la esquina del Centro Empleados de Comercio comprendida por las calles Trenel y Alvarez donde el viento causó la caída gajos de olmos que dañaron otro línea de media tensión.

"Se vio perjudicada una zona grande porque salió de servicio uno de los alimentadores de la subestación por un cortocircuito", explicó el cooperativista.

Hipódromo y ruta 35.

El viento que sopló, por momento con ráfagas de 82 kilómetros por hora, dañó otro árbol de grandes proporciones que se encuentra en General Acha, entre Bernasconi y Victorica. "Ahí fue menor el problema porque la rama sólo se apoyó sobre la línea".

Aunque los inconvenientes no finalizaron ahí. En el hipódromo, al este de Santa Rosa, se cayó una subestación que se encontraba sobre una plataforma que tiene una estructura de postes de madera. El incidente dio lugar a un extenso corte de energía en la zona, que recién se restableció en el transcurso de la mañana.

Por último, en la zona rural, sobre la ruta nacional 35 camino a Winifreda, el fenómeno climático también dejó su sello. "Se cayeron 15 postes que alimentan la zona rural de la línea de 13,2kv. Se vieron afectados varios usuarios rurales que recién volvieron a tener el servicio hoy a la tarde (por ayer)", precisó el dirigente cooperativista.

Comentá la nota