Más cortes céntricos por un nuevo colapso cloacal

Hasta el miércoles pasado por la noche, las calles cortadas del centro sanjuanino eran distintos tramos de San Luis, Caseros y Aberastain, por las obras que está realizando OSSE para renovar la red de agua potable y cloacal.
Pero ayer los pasos inaccesibles aumentaron, porque colapsó un caño de cloaca de un sector que todavía no se renueva. El nuevo corte de calle está por San Luis, desde Mendoza hasta Entre Ríos. Esta rotura hizo que desde OSSE decidieran adelantar la obra de recambio, que estaba prevista para dentro de tres meses.

Desde que colapsó el caño (a mitad de calle San Luis, entre Mendoza y Entre Ríos), el olor que hay en la zona es nauseabundo. Aún cuando OSSE llevó equipos para destapar la cañería. Además ya desviaron los líquidos cloacales hacia otra red alternativa, llamada by pass. Los líquidos están desparramados por la calle y para que los obreros comiencen la nueva obra, tuvieron que cortar el tránsito. La semana pasada habían habilitado el tramo de San Luis, entre Entre Ríos y Salta, donde también se cambió la cañería. Esta rotura no toca ese tramo de caño nuevo.

Lo que sucedió con el caño viejo es que se obstruyó y no pudieron destaparlo, según dijo Adrián Cuevas, al frente de OSSE. "Vamos a adelantar la obra y en vez de reparar el caño, cambiaremos todo, como estaba previsto para más adelante. Sucede que no lo queríamos hacer para evitar más cortes de calles, pero ahora no queda otra alternativa", dijo Cuevas. El modo en el que viene trabajando OSSE es cortar y habilitar cada dos cuadras de trabajo, para evitar más caos en el tránsito céntrico.

La obra de renovación de la red troncal de cloacas en Capital ya está concluida en un 75 por ciento. El tramo que faltaba es el que acaba de colapsar. Estas cañerías tienen más de 25 años y no es la primera vez que se rompen. Desde el 2000 hasta que comenzaran las obras de recambio, el sistema colapsó al menos en dos oportunidades. Uno de los mayores caos se produjo en el 2007 en San Luis y Avenida Alem. Fue cuando el Gobierno de la provincia decidió encarar la obra que está valuada en unos 22 millones de pesos.

Desde su comienzo, el recambio de esta red trajo inconvenientes a la población. Por un lado, el caos que se produjo en el tránsito con las calles cortadas; por otro, los comerciantes afectados salieron a quejarse porque aseguraban que las obras afectaban sus negocios. Los mayores problemas surgieron en el tramo de San Luis entre Rawson y Caseros, donde hay varios negocios, y en San Luis entre Salta y Alem, donde hay un sanatorio y el acceso a un teatro.

Comentá la nota