Los cortes de carne más caros llegan a US$ 10

En las heladeras de los supermercados, los cortes de carne que están bajo acuerdos de precios y que promedian los 11 pesos el kilo, conviven con otras piezas de carne vacuna -consideradas "premium" o de exportación- que son mucho más caras y -en algunos casos- ya cotizan casi a 10 dólares el kilo.
Ayer, por ejemplo, en una sucursal de Disco en la Capital Federal, el lomo de ternera costaba 37,39 pesos y otros cortes caros, como el peceto orillaban los $ 35 el kilo. En tanto, en la variante novillito, Carrefour vendía el peceto a $ 25,99 pesos el kilo.

De acuerdo con el último relevamiento de la Asociación de Empresarios (ADE), hecho durante la primera quincena de octubre, el lomo de ternera costaba 35,80 pesos y el peceto, de la misma variedad, 33,85 pesos.

En cambio, en los cortes de novillo, el bife de chorizo costaba $28,43 y el lomo 33,78.

En la oferta de productos al consumidor existen diferencias importantes entre éstos cortes más caros y los productos con precios "acordados" con el Gobierno, que incluyen cortes más económicos como la falda, la paleta, la carne picada o la carnaza común. En este rango, los precios más bajos son los de la falda de vaca ($ 3,68) o la carne picada de novillo ($ 5,39) y los más caros, de la categoría "ternera", llegan hasta los 14,76 pesos en la bola de lomo o la entraña a 13,08 pesos.

El Gobierno -encarnado en el secretario de Comercio Guillermo Moreno- está más que atento a la evolución de los precios de la carne que constituye un alimento básico de la canasta y tiene una incidencia fuerte en el Indice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC. Por eso, todos los viernes, el secretario sigue reuniendo en su despacho a todos los eslabones del sector: productores, frigoríficos, representantes de las carnicerías y supermercados para monitorear de cerca que los precios no se disparen.

Algo que pudo notarse en lo que va del año, es que algunos cortes prácticamente no aumentaron. Algunos incluso bajaron y otros subieron hasta un 142%, como la carne picada de novillo que pasó de $ 4,95 en enero a 11,99 en octubre, según un relevamiento privado. "Lo que se ve es el ensanchamiento de la brecha entre los cortes más caros y los más baratos", comentó una fuente allegada a las carnicerías.

Comentá la nota