Los cortes de luz y la baja tensión causan graves problemas en los barrios.

Enviaron notas al EROSP, pero aún no obtuvieron respuesta
Cansados de pedir solución a su problema, demostraron a La Mañana cómo se oscila entre 133 voltios y un máximo de 192 v; muy inferior a los 220 v que deberían tener.

Los acondicionadores de aire no arrancan y no los pueden utilizar. “Las heladeras están en peligro constante y no queremos perderlas”, dijeron preocupados. Enviaron notas al EROSP, pero aún no obtuvieron respuesta

En el barrio República Argentina aseguran que es imposible utilizar un aire acondicionado y ni una heladera puede funcionar bien debido a la baja tensión que constantemente hay en ese conglomerado.

Un vecino invitó a La Mañana a pasar a su domicilio y conectó un tester electrónico -que mide la tensión de voltaje- a un tomacorriente de la vivienda y mostró cómo el aparato estaba lejos de llegar a los 220 voltios que debería marcar.

Luego de varios minutos, el artefacto arrojó un registro máximo de 192 v y un mínimo de 133 v. Según afirmó, esto es una situación normal en el barrio, no una muestra de un solo momento por un bajón u oscilación.

Esto afecta a una gran franja de viviendas de ese barrio, y las principales consecuencias son la inutilización de ciertos artefactos, como acondicionadores de aire, y la poca respuesta y el peligro de daño de los que sí están encendidos, como heladeras y freezers.

“Es muy baja la tensión siempre, los aires no andan directamente, no pueden arrancar. Se los enciende y hacen un ruido que parece que el motor se está esforzando, porque no puede iniciarse, entonces lo terminamos apagando por miedo a que se queme. Es un aparato caro pero muy necesario, y uno lo compra con sacrificio y no lo puede usar por la falta de electricidad”, dijo el hombre.

Al temor de que se queme la heladera, otro vecino agregó un agravante: “Cuando se enciende otro aparato, por ejemplo, una radio, la tensión baja más todavía, es decir que tenemos que elegir qué usar: una tele, una radio o la heladera”.

Comentá la nota