Un corte y volvemos el 21

Grondona convenció a los dirigentes en Ezeiza de que se rescinda el contrato con la TV y se acepten los 600 millones por año del Estado. Desde ahora los partidos se verán por Canal 7.
"El 21 de agosto arrancaría el fútbol, en cualquier condición. Con televisión o sin televisión", dijo Cherquis Bialo, el encargado de prensa de la AFA, unos segundos antes de las 22.

La premisa que se fijaron fue la de cerrar filas y jugar de anticipo. Julio Humberto Grondona es un especialista. Llegó al predio de Ezeiza cuando todavía no había sido sellado por la Policía en todo su perímetro. Se retiró cuando la noche estaba cerrada. Con lo que fue a buscar en su puño: erigirse en el único negociador, sumar todo el poder posible y preparar la mesa para que hoy el Comité Ejecutivo, a las 19, anuncie oficialmente que la AFA rompe el contrato que liga al fútbol argentino con Televisión Satelital Codificada hasta el 2014.

Y que aceptarán la oferta del Estado: 100 millones a la firma del contrato y otros 500 en cuotas...

Es mío, mío, mío. A primera hora, TCS envió una carta en la que ratificaba su ofrecimiento de colaborar para destrabar el conflicto, por caso, con el anunciado préstamo de 40 millones. También se convocaba a una reunión para hoy con los directivos de TyC. Pues, el Jefe lograba unas horas después, no sólo el sí para cruzar de vereda sino que se decidiera "por unanimidad" que los dirigentes del fútbol no irían a ese cónclave. El propio Cherquis aseguró en la puerta del predio: "Se resaltó lo que ganan los clubes y lo que gana la televisión, de cómo se recauda y cuánto le llega al fútbol". Fue enfático al aclarar que "todos se fueron muy satisfechos (...) Cada uno con una carpeta explicativa". Mientras tanto, la mayoría se retiró por una puerta que no era precisamente la principal, por donde habían entrado un par de horas antes...

En ese sitio, sí, algún cronista preguntó por qué no se hacía el gran anuncio y se esperaba hasta hoy. "Por prudencia. Para que los dirigentes consulten con sus clubes", contó uno de ellos en off. Y agregó aún más bajo: "Para pensar en qué hacer con la catarata de juicios que se vienen...". Lo que en definitiva habría sido decisivo para que ninguno se opusiera al Jefe fue que aseguró taxativamente que la AFA se hará responsable de lo que venga y que no habrá perjuicio alguno ni para los dirigentes ni los clubes...

¿Y ahora qué? Los lazos entre Don Julio y el poder K fueron anudados por unos activos dirigentes sindicales, algo más que hinchas de Independiente, y que visitaron asiduamente la AFA en los últimos tiempos. Ellos habrían facilitado los diálogos entre AFA y Olivos, que sobrepasaron meras comunicaciones telefónicas.

Hugo Moyano, junto a Julio Piumato y Héctor Daer, firmó ayer, justamente, un comunicado titulado "El fútbol es para todos", en el que "la CGT apoya la decisión de que la transmisión de los partidos de los torneos de AFA llegue gratuitamente a todos los hogares argentinos". Finaliza el texto acotando: "Si para ello es necesaria la acción reguladora del Estado, bienvenida sea".

La idea madre de este conflicto habría sido pergeñada por los dos Jefes, a partir de mutuas conveniencias. El del fútbol, porque considera que éstos son tiempos de particular debilidad del Gobierno, propicios para conseguir fuentes de dinero como el Prode bancado. Pero la respuesta de arriba fue la de redoblar la apuesta y de jugar juntos este juego, "con los tapones de punta".

"La plata la ponemos nosotros. Y lo antes posible". Fue clarísimo el mensaje. Aunque todos saben que la producción de la televisación del fútbol no es moco de pavo. Hace falta una infraestructura como la que actualmente tiene TyC... Pero en las más altas esferas no lo consideraron un problema insalvable. La idea fue que tan rápido como se pueda se organice el lanzamiento de los torneos. Y se fijó como fecha tope la del fin de semana del 21. La orden fue que el poder político facilitara la resolución de las cuestiones legales, las formales y las fácticas. Y que el 7 pusiera toda su infraestructura al servicio de las transmisiones. La alternativa podría ser el canal Encuentro y en todo caso le abrirían una puerta al 9. La alternativa Telefé no sería viable, y hasta hubo quien dijo que jamás fue pensada y que se generó a partir de una operación. Tampoco C5N, que por mucho tiempo tuvo excelentísimas relaciones con el oficialismo y que ya no las tiene. La posibilidad de que América se encargue del ascenso es factible. Hasta se rumoreó otra alternativa, rápidamente desechada: ESPN.

"El 21 arrancaría el fútbol en cualquier condición. Con televisión o sin televisión". Cherquis fue clarito. Será por la TV pública...

Comentá la nota