La Corte Suprema prohibió los desmontes y la tala en Salta

La Corte Suprema de Justicia de la Nación prohibió ayer los desmontes y la tala de árboles autorizados desde el último trimestre de 2007 en los departamentos salteños de San Martín, Orán, Rivadavia y Santa Victoria, zonas ocupadas por habitantes originarios.
El máximo tribunal del país hizo lugar a una medida cautelar solicitada por comunidades wichi y guaraníes y pequeños productores salteños en un amparo, presentado el 16 de este mes, contra la provincia de Salta y el Estado nacional por la "arbitraria e ilegal autorización y/o tolerancia a los inconstitucionales desmontes y talas indiscriminadas de bosques nativos".

Por unanimidad la Corte Suprema ordenó "el cese de los desmontes y talas de bosques nativos en los departamentos de San Martín, Orán, Rivadavia y Santa Victoria". En la demanda los pueblos originarios y criollos de los cuatro departamentos habían advertido sobre el peligro de la demora en dictar la cautelar pedida, dada "la voracidad con la que se vienen realizando los desmontes y la tala indiscriminada en la zona denunciada".

"Se advierte con palmaria nitidez que el paso del tiempo que necesariamente implica la sustanciación de la causa hasta el dictado de la sentencia definitiva, puede provocar que tal fallo llegue tarde y resulte prácticamente inoperable, por agotamiento o grave degradación del bosque nativo", señalaron.

El tribunal tuvo en cuenta esta situación y ordenó la suspensión de los desmontes mientras se sustancia el proceso para resolver la cuestión de fondo planteada en el amparo. Con este último fin convocó a una audiencia pública para el próximo 18 de febrero a las 10, para que las partes, los demandantes y los estados Nacional y de Salta, "expongan de manera oral sobre la situación denunciada".

Además, la Corte requirió al gobierno de Salta que en el plazo de 30 días le informe los nombres y apellidos o razones sociales, con sus respectivos domicilios, de "todas las personas físicas y jurídicas que han solicitado y obtenido autorizaciones de desmonte y tala de bosques nativos en aquellos departamentos".

En la demanda se reseña que en el período comprendido entre 2004 y 2007 la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de Salta recibió 195 solicitudes de desmonte y autorizó 191 por un total de 807.509 hectáreas de bosque nativo; a esta superficie se suman las autorizaciones por desmontes menores a 300 hectáreas que no necesitan ser sometidas a audiencia pública, y los desmontes realizados en forma clandestina.

El máximo tribunal aclaró que los alcances de la medida cautelar se limitan a las autorizaciones dadas desde el último trimestre de 2007, ya que a partir de entonces "se habría verificado un abrupto incremento en los pedidos", concedidos a toda marcha antes de que se aprobara la ley de protección de los bosques nativos.

Comentá la nota