Con corte de ruta, Villa Mugueta se sumó a la serie de paros municipales

Villa Mugueta.— La seguidilla de conflictos municipales en distintos puntos de la provincia tiene esta vez a esta Villa Mugueta como escenario.
Los trabajadores comunales de esta localidad cortaron ayer la ruta provincial Nº 14 que atraviesa el radio urbano en el marco de una medida de fuerza que iniciaron a principio de semana para reclamar el pago de salarios adeudados. Tras concentrar frente a la sede comunal interrumpieron el tránsito por el término de dos horas y luego se desconcentraron. Ante la falta de respuestas, la huelga fue ratificada aunque hoy retomaron la modalidad inicial de concurrir a sus lugares de trabajo sin prestar servicio excepto algunas prestaciones de emergencia.

Los empleados del municipio demandan el pago de una parte de los haberes de julio y el total de agosto, septiembre y octubre, pero la comuna argumenta la falta de disponibilidad económica para regularizar las remuneraciones atrasadas.

Según trascendió, el jefe comunal Alberto Rassol tendría previsto viajar en las próximas horas a Santa Fe en busca de auxilio financiero.

"Nos reunimos con el presidente comunal, pero sigue argumentando que no hay plata, con lo cual no logramos avanzar y la única esperanza que tenemos es que el gobierno provincial intervenga para que los trabajadores puedan cobrar", dijo el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Casilda y Comunas Adheridas, Walter Britos.

No obstante remarcó que el gremio evalúa la posibilidad de controlar los recursos que ingresan a la comuna en materia de recaudación a fin de que sean afectados al pago de la deuda.

"Hace casi cuatro meses que los compañeros no cobran y la situación se tornó insoportable. Sabemos que hay muchas comunas que tienen problemas financieros, pero algunas se ajustaron y otras no como es el caso de Villa Mugueta que hizo oídos sordos a las advertencias que le venimos haciendo desde hace meses", dijo Britos. Consultado sobre la posibilidad de pedir intervención al Ministerio de Trabajo de la provincia, el gremialista indicó que "le notificamos sobre la medida de fuerza que se está realizando".

Rassol (PJ) terminará su mandato el 10 de diciembre y será sustituido por Hugo Ameri, quien en representación del Frente Progresista lo superó en las últimas elecciones por sólo dos votos de diferencia.

"Estuvimos conversando —comentó Britos— con el futuro presidente comunal y se comprometió a pagar los salarios a partir de diciembre, pero lo que nos preocupa es quién se hará responsable de la deuda salarial".

"Más allá de las malas administraciones —añadió Britos— la provincia debería velar por la defensa de los trabajadores e intervenir rápidamente para solucionar este tema que preocupa".

Uno más, y van... De esta manera, Villa Mugueta se suma a la serie de conflictos que sacuden a distintas localidades de la provincia, y que encendieron la luz de alarma tanto en las administraciones como en la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram), que viene advirtiendo sobre inminentes medidas de fuerza para "proteger los salarios y las condiciones de trabajo".

Recientemente, trabajadores de Elortondo se movilizaron para reclamar el pago de sueldos de septiembre. Villa Gobernador Gálvez volvió a la normalidad después de un conflicto donde además se produjo un confuso episodio, cuando desconocidos irrumpieron en una manifestación de municipales y dispararon desde un auto, con el saldo de dos personas heridas.

Anteriormente, los problemas ya se habían dado en Reconquista, Alvear y Nelson, entre muchas otras. Esto llevó a la Festram a declarar el alerta y movilización, y advirtió que la organización "no tiene otra alternativa que recurrir al conflicto en defensa de los salarios y condiciones de trabajo".

Comentá la nota