El corte se relaja para comprar barbijos y medicamentos

Los asambleístas aseguran que el motivo es válido ya que en Gualeguaychú no se consiguen ni Tamiflú ni "tapabocas". Aseguran que la ciudad está toda cerrada. En Uruguay están que trinan.
Por "razones humanitarias", los asambleístas de Gualeguaychú decidieron relajar los controles sobre el corte de la ruta que conecta esta localidad con la ciudad uruguaya de Fray Bentos. La medida, criticada en Uruguay, respondió a la necesidad de los vecinos entrerrianos de abastecerse de barbijos y de Tamiflú en la ciudad donde funciona la pastera Botnia. José Pouler, uno de los asambleístas, relativizó la medida asegurando que para poder cruzar "depende de la gente de la barrera" en el Arroyo Verde. Sin embargo, defendió el relajo: "El motivo creo que es valedero".

Mientras en la ciudad entrerriana, como dijo Pouler, "casi todo está cerrado, no hay ningún tipo de actividades en salones cerrados, no hay bailes ni nada de ese estilo", en Fray Bentos está todo abierto, incluyendo cines y discotecas. Sin embargo, el intendente Omar Lafluf, que maneja el Departamento de Río Negro del que depende la ciudad de la papelera, informó el viernes que compró 100 litros de alcohol en gel que será repartido en las plazas por miembros del Club de Leones y del Rotary Club, quienes explicarán las maneras de racionarlo.

En Gualeguaychú la situación es "caótica", dijo Pouler. "Yo fui con mi hijo con un problema de garganta y no conseguí tapabocas por ningún lado", agregó. La asamblea resolvió cancelar las reuniones habituales y, solamente si el tiempo lo permite, se juntarán el próximo domingo a media tarde en Arroyo Verde.

Comentá la nota