La Corte pide $ 500 millones para agilizar los juicios por la represión

La Corte pide $ 500 millones para agilizar los juicios por la represión
Es para contratar a 900 empleados que reforzarán los juzgados que llevan esas causas y otros.
Los jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación le pedirán hoy personalmente al jefe de Gabinete, Sergio Massa, que autorice el uso de 500 millones de pesos del Poder Judicial para contratar 900 empleados y poder reforzar así los tribunales nacionales. El objetivo principal es acelerar las causas de derechos humanos, aunque la mejora presupuestaria servirá para toda la Justicia en general.

"No es un refuerzo presupuestario. Son partidas asignadas al Poder Judicial que por distintos motivos no se utilizaron. Están depositada en el Banco Nación pero se necesita la autorización del jefe de Gabinete y del ministerio de Economía. Y el que lo ejecuta es el Consejo de la Magistratura, donde hay un control grande del Gobierno", explicó anoche una fuente del máximo tribunal a Clarín.

La Corte ya le había hecho este pedido a Massa por nota, hace diez días, pero nunca se recibió una respuesta, aseguraron en el Palacio de Justicia. "Pareciera que los canales institucionales aquí no funcionan y sólo se reacciona a través de los diarios", expresó sin ironía la fuente consultada en la Corte.

"No pueden pedirnos que lo hagamos nosotros cuando las facultades son de ellos", respondieron en la Corte a los reclamos de ejecución de ese presupuesto que hicieron los representantes oficialistas en el Consejo de la Magistratura. En el fondo subyace una vieja disputa de la Corte con el Consejo de la Magistratura, el órgano que el Gobierno reformó hace tres años con fuertes críticas de la oposición.

El encuentro con Massa se iba a hacer ayer mismo a la tarde, pero a pedido del jefe de Gabinete se postergó, según dijeron en Tribunales. Massa irá hoy a la tarde al Palacio de Justicia, aseguraron anoche fuentes de la Casa Rosada.

Massa fue uno de los funcionarios del Gobierno que participaron del cruce verbal con jueces de la Corte por la situación del Poder Judicial. En su caso cuestionó a una fiscal y un juez provinciales por la liberación de detenidos.

Anoche, el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, y la vicepresidenta de la Corte, Elena Highton, hicieron declaraciones contemporizadoras para bajarle el tono a la disputa (ver "Señales...").

En esa línea, el máximo tribunal formalizó la invitación a los otros poderes del Estado para crear una comisión que analice la manera de agilizar los juicios por los crímenes de la dictadura reabiertos tras la anulación de las leyes del perdón, en 2004. La invitación, que se había resuelto la semana pasada, es al Ejecutivo, el Senado, Diputados, el Consejo de la Magistratura y la Procuración General.

Aun así, en su habitual reunión semanal de los días martes, los jueces de la Corte (faltaron Raúl Zaffaroni y Enrique Petracchi) respaldaron ayer a su colega Carmen Argibay. La jueza se había quejado por la falta de presupuesto para el Poder Judicial. Fue una respuesta a la presidenta Cristina Fernández, quien había dicho que era "la hora de la Justicia" en materia del juzgamiento de los represores.

"Lo que dijo Argibay es lo que piensan todos los jueces de la Corte. Ella dijo lo que hubiera dicho cualquiera de los otros jueces. Esto es una política de Estado y no una cuestión electoral", expresó una fuente del tribunal. Igualmente, en la Corte consideran que no se necesitan más cruces públicos sino "resolver los problemas".

El máximo tribunal dispuso una serie de medidas, además de la convocatoria a la comisión. Pedirá un informe a cada uno de los tribunales que tiene causas por el terrorismo de Estado. Y publicará esos informes en internet. Algo similar ya hicieron la Cámara de Casación, la Procuración General y el Consejo de la Magistratura.

La Corte también pedirá a los tribunales orales un cronograma de los juicios que tienen a su cargo por estos temas. Y a los de instrucción, que informen cuándo estiman elevar a juicio las causas en las que hay detenidos por crímenes de lesa humanidad.

La idea que se baraja en Tribunales es la de reasignar causas para descomprimir los tribunales tapados de trabajo. El caso paradigmático es el Tribunal Oral Federal 5 porteño. Tiene las megacausas ESMA y Cuerpo I de Ejército.

Pero también faltan jueces titulares (deben salir por concurso del Consejo de la Magistratura) y conjueces (el Gobierno debe conformar un listado).

Comentá la nota