Corte vs. Gobierno por más fondos

QUEJAS EN PROYECTO DE GASTOS
La Corte Suprema de Justicia de la Nación aprobó el martes pasado por unanimidad un proyecto de Presupuesto de $ 4.514.387.432 para todo el Poder Judicial en 2010, y criticó que el Gobierno establezca «techos presupuestarios» para ese sector del Estado.

En la acordada 30/09, los ministros criticaron los límites que el Ejecutivo preestableció la partida de gastos y reclamaron cambios para tener el manejo de su propio presupuesto. «Los mencionados techos presupuestarios, comunicados por el Poder Ejecutivo Nacional a través de la Subsecretaría de Presupuesto dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, resultan insuficientes para el nivel de necesidades mínimas de este Poder Judicial de la Nación».

La Corte sostuvo la misma línea que había expresado la semana pasada el Consejo de la Magistratura, al avalar -también por unanimidad- un Presupuesto de $ 3.500.000, aproximadamente $ 1.000 millones más de lo que había sido pautado por el Ejecutivo para el Poder Judicial.

El máximo tribunal, que ayer comunicó la reelección del presidente y vicepresidente del cuerpo, Ricardo Lorenzetti y Helena Highton de Nolasco respectivamente, también señaló que «es necesario realizar modificaciones en la normativa vigente para establecer mecanismos que permitan lograr eficiencia y autonomía en la gestión presupuestaria».

Esta observación se refiere a la falta de autarquía del Poder Judicial, ya que tanto la Corte como el Consejo no sólo deben pedir aprobación del Ejecutivo para su presupuesto (además de la votación legislativa), sino que también deben pedir autorización a la Jefatura de Gobierno cada vez que deben disponer de sus propias partidas. En este sentido, la acordada firmada por la Corte resume los numerosos reclamos por falta de presupuesto que tanto el máximo tribunal como los distintos fueros de la Justicia federal (muchos en situación de colapso) han expresado desde principios de año.

En la misma acordada, el máximo tribunal dispuso solicitar la incorporación a su presupuesto de 900 cargos de planta de personal y sus correspondientes créditos presupuestarios, con el fin de efectivizar la dotación de agentes correspondientes a la acordada 35/2007. Los cargos «serán fijados y adjudicados por la Corte en los servicios y fueros que integran el Poder Judicial de la Nación, de acuerdo con las facultades otorgadas por las leyes 19.362 y 17.928», indica el escrito.

Esta efectivización de meritorios es otro reclamo que la Corte había expresado anteriormente, junto con el nombramiento de los 700 empleados, acordados entre el tribunal y el entonces jefe de Gabinete, Sergio Massa, en febrero pasado para acelerar las causas por delitos de lesa humanidad. Esos 750 cargos ya fueron aprobados en la Comisión de Justicia y están a la espera de su tratamiento en Diputados.

La Corte fijó su Presupuesto en $ 916.515.030 y le sumó el del Consejo, que lo estableció en $ 3.597.872.402. En total, en 2010 se prevé que haya 24.342 cargos de planta del Poder Judicial, entre los que se tuvo en cuenta a los tribunales con «causas pendientes vinculadas a la violación de los derechos humanos».

En este sentido, la Corte resaltó que en la elaboración del Presupuesto primó el criterio de «establecer los requerimientos de manera cauta y moderada» en el que se fijaron «los valores impostergables que aseguren el accionar de la Justicia».

La acordada de la Corte fue enviada al Ministerio de Economía, ahora deberá acusar recibo. Por otro lado, ayer se comunicó que la reelección por unanimidad de Lorenzetti y Highton de Nolasco como titulares del tribunal -decisión que en realidad ya había trascendido a principios de año-, que ocuparán la presidencia y vicepresidencia del cuerpo por dos años más.

Comentá la nota