La Corte frenó la ley que causó guerra de la yerba entre Misiones y Corrientes

El máximo tribunal entendió que la cuestión pertenece al ámbito federal. Para la empresa, la norma es inconstitucional pues afecta el libre comercio entre provincias
La Corte Suprema de Justicia decidió intervenir en el conflicto desatado en torno de la ley misionera de envasado en origen de la yerba mate, que lleva el número 4459, y ordenó la suspensión de los artículos 4, 5 y 6 de la norma. Es decir, los que comprenden los puntos delicados, en los que se postula que toda la yerba producida en Misiones debe ser envasada en origen, que sólo podrá comercializarse a granel cuando su destino sea la exportación provincial, y se prohíbe la salida de hoja verde, yerba canchada o molida hacia secaderos, molinos, fraccionadoras o envasadoras de otras jurisdicciones.

La intervención del máximo tribunal de Justicia se dio a raíz de un recurso de amparo presentado por la agroalimentaria Molinos Río de la Plata, de la familia Perez Companc, uno de los dos mayores jugadores del negocio yerbatero local, con sus marcas (lideradas por Nobleza Gaucha) y las que heredó de la compra de la ex Química Estrella (encabezadas por Cruz de Malta).

La firma de los Perez Companc, como anticipó El Cronista el 18 de noviembre pasado, se encontró fuertemente afectada por la norma del parlamento misionero, ya que tiene plantas elaboradoras en Capital Federal y en la bonaerense Esteban Echeverría. Por ello, recurrió a la Justicia alegando que la norma es inconstitucional por cuanto afecta el libre tránsito y comercio de mercaderías, y que su aplicación le prohíbe continuar con su actividad comercial y le impide la planificación a futuro, así como concretar inversiones previstas.

Molinos logró que la fiscal general ante la Corte Suprema de la Procuración General de la Nación, Laura Monti, entendiera que el proceso es competencia originaria del Máximo Tribunal, dado que “el asunto en examen se vincula con el comercio interprovincial”, por lo que “la cuestión reviste naturaleza federal”. Sostuvo también que la Corte deberá ahora “dilucidar si el accionar proveniente de las autoridades locales (de Misiones) invade el ámbito que le es propio a la Nación en esta materia”.

Ayer, la Corte entendió que, hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo, y se dicte sentencia definitiva, se suspendan los efectos de los tres artículos de la ley mencionados.

Cuestionamientos

El origen de la norma suspendida habría sido fomentar la industrialización local de yerba. Es que, según fuentes del Instituto Nacional de Yerba Mate (Inym), si bien Misiones genera entre el 85% y el 90% de la producción yerbatera del país, sus 108 molinos sólo envasan el 52% del total. Un 25% se termina de procesar en Corrientes, otro 20% en Buenos Aires, y el resto, en Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos.

La norma también afectó a Las Marías (dueña de Taragüí, entre otras marcas), que elabora en Corrientes, así como a la cooperativa Liebig, y las firmas Navar y Yerbatera del Norte. Pero sólo Molinos y Las Marías concentran cerca de un tercio de la producción nacional de yerba.

Hace tres semanas, la propia provincia de Corrientes abandonó su inicial táctica negociadora, y el gobernador, Arturo Colombi, instruyó al fiscal de Estado provincial para realizar una presentación contra la provincia vecina ante la Justicia Federal de la ciudad de Paso de los Libres.

Comentá la nota