La Corte elige a Peña como interlocutor, en alerta por el vínculo de Pepin y Torello con Rosenkrantz

La Corte elige a Peña como interlocutor, en alerta por el vínculo de Pepin y Torello con Rosenkrantz

La promiscuidad de causas y clientes entre el estudio del juez y los asesores del Presidente preocupan en el máximo tribunal.

Esta semana se decantó una decisión de fondo en la estructura actual del poder de la Argentina. La mayoría de la Corte Suprema concluyó que es necesario cortar de manera urgente los canales de diálogo con los consejeros presidenciales José Torello y Fabián "Pepín" Rodríguez Simón.

Por una cuestión de mínima sanidad republicana, o para evitar futuros contratiempos legales, se decidió que el vínculo con el Poder Ejecutivo se canalice a través del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Las alarmas se terminaron de encender cuando surgieron nuevos elementos públicos y privados de vinculos entre Rodríguez Simón y Rozenkrantz que mezclan causas en análisis de la Corte Suprema con negocios privados de estudios de abogados. El petróleo es la más visible pero no la única.

Las contradicciones de Rosenkrantz para defender al Gobierno ya son el comentario en la Corte

El sitio El Cohete a la Luna reveló este sábado que el juez más cercano a la Casa Rosada tiene en su estudio como clientes a las petroleras Esso e YPF, ambas con juicios en la Corte Suprema y en los que intervino Rozenkranz, para recién excusarse la semana psada. Sólo eso sería causal de juicio político. "Con otras mayorías en el Congreso, ya estaría afuera de la Corte", afirmaron a LPO en el máximo tribunal.

La prudencia no parece ser su fuerte de Rosenkrantz. Esta semana confirmó que estará en un seminario sobre "inversiones" que se realizará el 25 de abril en Nueva York, junto a Torello y Gerardo Mato del HSBC, el banco preferido de Macri.

Pero el escándalo no termina allí. YPF tiene en su directorio a Rodríguez Simón, que además lleva adelante la estrategia del juicio multimillonario que la petrolera estatal enfrenta en Nueva York contra el fondo Burford Capital que le reclama al menos USD 3.000 millones. Son demasiados intereses cruzados, que los protagonistas ni intentan disimular.

La semana pasada en el casamiento de una de las hijas de Rodríguez Simón, el juez Rosenkrantz y el asesor presidencial Torello, posaron junto al padre de la novia. Hay que recordar que el actual juez de la Corte llegó a ese tribunal empujado por Pepín, que hizo cometer al presidente Macri la barbaridad institucional de intentar nombrarlo por decreto.

Estos episodios fueron la gota que colmó el vaso en la Corte Suprema, donde se hartaron de tener que discutir las causas con Pepín y Torello, que al mismo tiempo son amigos y acaso socios con uno de sus integrantes. "Se decidió que el interlocutor con la Casa Rosada a partir de ahora es Marcos Peña", afirmaron a LPO.

Rosenkrantz ya había pisado fuerte la banquina en la causa Farmacity que se sigue en la Corte, otro de los clientes de su estudio vinculados al macrismo, en este caso del ex vicejefe de Gabinete, Mario Quintana.

Sin embargo, la prudencia no parece ser su fuerte y esta semana confirmó que estará en un seminario sobre "inversiones" que se realizará el 25 de abril en Nueva York, junto a Torello y Gerardo Mato del HSBC, el banco preferido de Macri.

Coment� la nota