El corte de boleta perjudica al kirchnerismo en La Plata, Bahía Blanca y Mar del Plata.

Si los comicios legislativos se celebraran hoy, en los distritos de Bahía Blanca, Mar del Plata y La Plata el fenómeno del corte de boleta sería la vedette de la elección. El dato surge de un sondeo elaborado por la consultora Managment & Fit durante la última semana en los tres partidos, justamente en donde los intendentes resistieron hasta último momento la presión oficial por imponer las "candidaturas testimoniales".
La encuesta revela que en esos partidos el promedio del corte de boleta oscila entre 40 y 50 por ciento, un indicador muy alto que podría ser perjudicial para el oficialismo si los intendentes locales se despegan de la estrategia del kirchnerismo a nivel provincial. De hecho tanto el marplatense, Gustavo Pulti, como el platense, Pablo Bruera, llegaron a la jefatura comunal gracias al corte de boleta y siempre han promovido esta práctica, que también podría afectar a la oposición.

En Mar del Plata, el 47 por ciento de los consultados prevé cortar boleta. Hay un 14 por ciento de los entrevistados que admite que votará la nómina de candidatos del actual jefe comunal pero cortará boleta en lo más alto de la lista sábana, donde figuran el ex presidente Néstor Kirchner y Scioli. Casualmente, el gobernador convenció a Pulti de encabezar la lista como candidato testimonial a senadores en la quinta sección electoral un día antes del cierre de listas y luego de arduas negociaciones.

La Plata responde a un patrón similar, ya que el 40 por ciento de los consultados dijo que pensaba cortar boleta. Allí Bruera logró no poner su nombre en la nómina, pero su hermano Gabriel Bruera encabezará la lista a diputado, por la octava sección. De aquellos que van a votar por su lista, el 23, 7 por ciento adelantó que no votará la boleta entera.

En Bahía Blanca, el 49 por ciento se manifestó en general a favor del corte de boleta. En este municipio el intendente Cristian Breitenstein resistió hasta el final el fuerte embate para ser testimonial. "En marzo, Kirchner tenía en ese distrito 22 por ciento de imagen positiva y el intendente 70 por ciento", explicó un operador del PJ al momento de argumentar por qué se prevé que la lista para cargos nacionales y las de los cargos provinciales y municipales no obtendrían la misma cantidad de votos.

Néstor caminó por La Feliz a la pesca de votos esquivos

El ex presidente y primer candidato a diputado por el Frente Justicialista para la Victoria por la provincia de Buenos Aires, Néstor Kirchner, estuvo ayer en Mar del Plata intentando recuperar votos en un terreno que según indican las encuestas no le es afín. A su lado, estuvo el intendente local, Gustavo Pulti, convencido a último momento por Daniel Scioli para presentarse como otro de los denominados candidatos testimoniales.

El foco del discurso de Kirchner estuvo en los cruces mediáticos que viene manteniendo con los industriales, en especial con Techint. En lo estrictamente político, el ex presidente volvió a repetir que él, "obviamente", tiene pensado asumir su banca. "Cada uno tiene que estar en el lugar que lo requiere el tiempo histórico, por eso voy a asumir con la misma honra y dignidad que cuando fui intendente, gobernador y presidente", aseveró.

Sin embargo, el santacruceño no mostró la misma seguridad para responder respecto a la situación del gobernador Scioli. "Habrá que ver cuál es la situación y la coyuntura política para entonces", se limitó a responder el ex presidente al ser consultado por los periodistas presentes.

Ya se especula con que el escenario para Kirchner en las zonas rurales del interior bonaerense no es alentador. Por eso, sus visitas se reducen a los grandes centros urbanos, como Mar del Plata, donde todavía podría recuperar cierto terreno. La figura de Pulti lo beneficiaría, ya que lidera las encuestas como candidato a senador provincial por la quinta sección. No obstante, la jugada no podría ser redonda ya que se estima que puede haber mucho corte de boleta en la ciudad balnearia, a favor de Pulti y en perjuicio de Kirchner (ver páginas 2 y 3).

El candidato a diputado estuvo en el puerto, donde visitó el dique flotante de la empresa Sti e inspeccionó una pesquera. Luego visitó un barrio nuevo en la zona oeste de Mar del Plata, en compañía de Pulti y del ministro del Interior, Florencio Randazzo. Allí, Kirchner se puso un casco y guantes amarillos, y se fotografió con obreros del lugar, una escena que se viene repitiendo en sus recorridas.

En sus declaraciones, Kirchner recordó al gobierno de la Alianza, en una directa alusión a sus rivales del Acuerdo Cívico y Social, que lleva a Margarita Stolbizer como primera candidata en la Provincia. "Si con esta crisis internacional estuvieran conduciendo los de 2001, si entonces se fueron en helicóptero ahora se tendrían que ir en jet", disparó. Además, volvió a insistir con la idea de que dos modelos "están en juego", por un lado el modelo "productor de trabajo y de inclusión social, que ha sacado a la Argentina de una situación gravísima", contra el que denominó "de unos pocos, de la concentración económica, que, como siempre, cuatro vivos se quieren llevar la rentabilidad de todos los argentinos".

Comentá la nota