Cortarán avenida Colón y el jueves será la primera marcha al Palacio

El clima de malestar empieza a tomar creciente temperatura dentro del personal municipal, que ayer protagonizó la quinta jornada de marchas en la manzana sanitaria de Tandil, mientras que en una acalorada asamblea, los trabajadores decidieron protestar, el próximo jueves y por primera vez en 2009, en el palacio comunal.
Unos 300 agentes, pertenecientes a sanidad, foco primigenio del reclamo, junto a sectores que se sumaron recientemente como Recolección, Desarrollo Social y Parques y Paseos, caminaron en derredor del Hospital Santamarina y el Debilio Blanco Villegas.

Como particularidad, la columna de manifestantes a pie estuvo acompañada, en la retaguardia, por cinco camiones de la Dirección de Servicios, que hicieron sonar bocinas a tono con el aplauso y el clásico redoblante.

Mientras tanto, en la mañana un grupo de empleados del palacio colocaron una bandera para denunciar la presencia de "ñoquis" en la estructura política del intendente Miguel Lunghi.

LA VOZ asistió al cónclave realizado frente al busto de Santamarina. Frases contundentes se escucharon por parte de las bases. Algunos exhibieron temor por los descuentos de sueldo como consecuencia de ausentarse por algunas horas en sus lugares de trabajo. Otros, sin medias tintas, repitieron con bronca que el bolsillo del municipal no aguanta más. "Nos estamos cag… de hambre y los funcionarios cobran señores sueldos", deslizó a toda voz un trabajador, acompañado por el cerrado aplauso de los asambleistas.

CRONOGRAMA

La reunión, transcurrida tras la "ronda" al polo sanitario, se abrió con las palabras del secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Roberto Martínez Lastra: "aquí pueden hablar todos, sean o no sean afiliados", aclaró a modo introductorio.

Las mociones empezaron a correr, todas con intención de hacerse oír, paulatinamente, tanto en las diferentes áreas municipales, como en el seno de decisión política, más especialmente, en el despacho de Belgrano al 400.

El Ejecutivo reiteró una y mil veces que no tiene dinero para aumentos, y que con viento a favor están cumpliendo con las actuales escalas. Pero los agentes desconfían de esa tesis, y van por más.

"Esto va para largo, aunque tengan la plata, no la van a largar, porque otros municipios no pagan", dijo el dirigente gremial.

También llamaron a "no tenerle miedo a los descuentos, para ganar hay que arriesgar", manifestaron las bases.

Como conclusión, la asamblea decidió los pasos a seguir en la protesta, la semana entrante. El lunes a las 10, harán una caminata (por la calle) desde el hospital hasta Desarrollo Social (4 de abril y Arana), en cuyo trayecto cortarán la avenida Colón por espacio de 20 minutos. El martes, en tanto, se agregará el apoyo de los operarios de Recolección. Y el jueves, como corolario, tendrá lugar la primera marcha al palacio, lo que podría complicar el tránsito de vehículos en forma considerable.

Comentá la nota