Cortan la ruta 5 por la contaminación de Curtarsa

Sin obtener respuesta tras múltiples reclamos en diferentes estamentos, los vecinos cortarán el viernes 5 la ruta nacional a la altura de Jáuregui. La depredación de la curtiembre se fundamenta en el hábito de consumo.
Cansados de no obtener respuesta alguna tras varios años de reclamos en distintos estamentos, los vecinos de la ciudad de Luján y de la zona se organizan y llevarán adelante un corte de ruta, por la insostenible situación de la Curtiembre Curtarsa que opera en Jáuregui, haciendo daño en agua, aire y suelo del lugar. Hubo incluso hace poco una denuncia penal que se realizó, pero al parecer nada puede detener la depredación y devastación medioambiental, que trae nefastas consecuencias para los habitantes: alarmante suba en los casos de cáncer, aguas de consumo contaminadas, olores irrespirables y tóxicos, y vertidos líquidos en el río Luján (muy castigado por casi todas las industrias de la cuenca) son algunos de los problemas que no se resuelven.

La situación de Curtarsa es parte de un entramado social complejo, que prioriza cualquier tipo de puesto de trabajo insalubre por sobre el derecho a un ambiente sano amparado en la Constitución Nacional. El proceso de curtido es muy sucio, se utilizan materiales altamente tóxicos, se generan barros contaminados con los que se rellenan predios que ya están saturados, se contamina, en fin, en nombre del consumo y para realizar productos de exportación, suntuosos en algunos casos, como son los tapizados de autos de lujo que circulan por autopistas europeas, los sillones de costosos hoteles, o el mobiliario de yates en el Mar Mediterráneo. Todo, a costa del saqueo ambiental y la depredación de los recursos naturales y humanos.

Curtarsa es una mega curtiembre que extrae de las napas millones de litros de agua por día. En sus procesos de producción trabajan cientos de personas, de distintas ciudades de la zona, que en muchos casos arriesgan sus vidas y su salud manipulando componentes muy dañinos.

Al igual que la curtiembre mercedina Magromer, Curtarsa ha sido denunciada por su afectación directa en el medio ambiente en reiteradas oportunidades, pero no hay causa que avance.

En tanto, y mientras el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible le habilita nuevamente un polémico horno de secado de barros de manera provisoria por unos días, a prueba, los vecinos ya tienen un plan de acción.

Luego de la filmación de un descriptivo documental, de solicitar la intervención de Greenpeace, de hacer reclamos administrativos de todo tipo y de aportar todas las pruebas en una demanda encabezada por la propia Municipalidad de Luján, con 1.750 fojas, realizada en la Unidad Fiscal de Investigaciones en Materia Ambiental, de la Capital Federal, se decidió cortar la ruta 5 a la altura de Jáuregui el próximo viernes 5 de febrero a partir de las 18 horas.

Tal cual informa el bisemanario El Civismo, "la reunión fue convocada por la agrupación La Cuenca y contó con gran presencia no sólo de distintas organizaciones sino también de vecinos independientes. Entre los movimientos presentes, estuvieron: Movimiento de Trabajadores Comunitarios (MTC), el Frente Universitario de Luján, representantes Proyecto Sur, el Movimiento Independiente de Agronomía (MIA) y Regina Palomar de la Asociación Eco Vida en el Oeste Bonaerense, entidad representativa de los habitantes de Jáuregui".

http://www.noticiasmercedinas.com/100128curtarsa.htm

Comentá la nota