Cortan Camino Negro para evitar el desalojo de un asentamiento

Alrededor de 200 familias que habitan un predio ubicado en Camino Negro y Quesada en Lomas de Zamora son desalojadas por la policía Bonaerense por orden judicial. Ante esta medida, los habitantes del asentamiento se resisten a ser expulsados del lugar, por lo que interrumpen la circulación de automóviles en esta vía, a la altura de la calle Ginebra, lo que provoca un caos vehicular. Los manifestantes advierten que continuarán con la protesta por tiempo indeterminado.

La Policía bonaerense se dispone a desalojar a unas 200 familias de un predio ubicado en la intersección de Camino Negro y Quesada, en el partido de Lomas de Zamora.

Pese a la orden judicial que dispuso este procedimiento, los habitantes del asentamiento se resisten a ser expulsados del lugar, por lo que interrumpen la circulación vehicular en Camino Negro, a la altura de la calle Ginebra.

Allí, queman neumáticos y arrojan piedras a los efectivos que rodean el predio. La protesta genera un caos vehicular en la zona y se recomienda a los conductores elegir vías alternativas.

No es la primera vez que las autoridades intentan desalojar este predio. En la primera oportunidad, algunos de los vecinos decidieron trasladarse pero otros resistieron la medida.

Los vecinos solicitaron a las autoridades de Lomas de Zamora que cedan las tierras argumentando que su objetivo es “construir viviendas en el lugar y formar un barrio propio.

“Tenemos las cosas bien organizadas, nos dividimos parcelas de 8 metros por 40, para que todos tengamos las mismas oportunidades”, expresó una de las mujeres presentes en el lugar.

El terreno está ocupado por unas 200 familias que adelantaron que no van a abandonar el lugar “así existan 300 órdenes de desalojo”, según anunciaron.

Comentá la nota