La corta ola de calor sirvió para que ya reaparezcan los mosquitos en varias zonas del área metropolitana

El infectólogo Eduardo López del Hospital Gutiérrez explicó a Infobae.com las características de la prematura aparición del insecto. "Esto es un anuncio de que si no se fumiga habrá muchos problemas en el verano", advirtió

Con la llegada de las altas temperaturas de las últimas horas, volvieron a aparecer los mosquitos en varias zonas del área metropolitana. Lo que sucede es que este clima caluroso acelera el metabolismo del insecto, cuyas larvas están "en estado latente" durante el invierno e incluso "logran sobrevivir ante bajas temperaturas".

En diálogo con Infobae.com, el infectólogo Eduardo López explicó que "apenas suben las temperaturas las larvas crecen, y entre 24 y 72 horas," se convierten en mosquitos.

El especialista aseguró que para evitar esto "se deben atacar los focos de cría, fumigando con larvicidas, para evitar que apenas llegue el calor, se llene de mosquitos".

López señaló que "esto es una advertencia" de lo que puede pasar en el verano si no se "realizan importantes fumigaciones con larvacidas" para eliminar los posibles criaderos, antes que utilizar los repelentes e insecticidas, que terminan siendo la última opción, con las larvas ya desarrolladas.

En caso de un importante descenso de la temperatura, López indicó que "las larvas volverán a retroceder", pero remarcó que "las cosas serán peores" con la llegada de las lluvias y el clima húmedo.

En ese sentido, las abundantes lluvias y la humedad resultarán el factor más importante para la reproducción de los insectos, pues depositan los huevos en los charcos y reservorios de agua.

Comentá la nota