Corrupción en el PP: Fraga, duro con el presidente de Valencia

El fundador del partido no cree que Francisco Camps esté libre de sospechas.
Después del estrafalario proceso que terminó con la defenestración del secretario general del PP valenciano Ricardo Costa, Manuel Fraga afirmó ayer que si el presidente de Valencia, Francisco Camps, no puede superar el escándalo "Gürtel" habrá que aplicarle el principio de que "el que las hace las paga". Fraga es el gran prócer de la derecha española, senador y presidente fundador del PP y no se anda con vueltas cuando algo no le gusta, como parecen ser los acontecimientos en Valencia.

¿Campos ha estado a la altura de las circunstancias?, pregunta un periodista. Fraga responde que "moral para resolver las cosas con energía no da la impresión de que la haya tenido". Añadió que creía que "algunas personas se han distraído en el PP como el señor Costa". Según afirmó Mariano Rajoy en una conferencia de prensa, el secretario general, la sustitución era necesaria porque no estuvo a la altura de su cargo. La alusión es transparente sobre las revelaciones contenidas en las grabaciones donde Costa se despacha contra miembros del gobierno valenciano con palabras groseras.

Costa dijo que se sentía "avergonzadísimo" por esas grabaciones.

Fraga ha puesto por los cielos a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quien figura a la cabeza de quienes especulan con la posibilidad de que, al final, haya que sustituir a Francisco Camps. "Hay una reserva extraordinaria. Estoy pensando en la alcaldesa Rita Barberá que es extraordinaria y por encima de toda sospecha", afirma Fraga.

El periodista le pregunta: "¿Diría lo mismo de Francisco Camps?", presidente de Valencia y líder regional del PP. Fraga lo fulmina con cuatro palabras: "No diría lo mismo". ¿Qué pasara si Camps se ve salpicado por sus amistades, según revela el sumario al levantarse el secreto, con implicados en la trama de corrupción?.

Rajoy reunió ayer una multitudinaria rueda de prensa, lo que no sucedía desde abril pasado donde anunció que se va a elaborar un "código de buenas prácticas que refuerce la transparencia mucho más allá de lo legalmente exigido".

"Como presidente del Partido Popular, no voy a consentir en modo alguno conductas que puedan avergonzar a ningún votante de nuestro partido, independientemente de que estas sean o no sancionables desde el punto de vista penal", añadió el líder popular.

Reiteró varias veces su total confianza en el presidente valenciano, dijo que esperaba su continuidad en las funciones que desempeña y vaticino que será candidato a la reelección por el PP en las próximas elecciones regionales y municipales de 2011.

Comentá la nota