En Corrientes sigue la pelea y el kirchnerismo dice que salió segundo

El candidato K había quedado tercero. Ahora dice que superó al gobernador.
La polémica se instaló en Corrientes al iniciarse el recuento definitivo de votos de las elecciones del último domingo. La pelea por entrar a la segunda vuelta del 4 de octubre desató las denuncias de fraude por parte del Justicialismo y numerosas versiones de posibles acuerdos, o no, de cara a ese balotaje.

Es que mientras que el radical orgánico Ricardo Colombi ya se aseguró el primer puesto con el 36,24% de los votos, el radical cobista, y actual gobernador Arturo Colombi, no tendrá su lugar seguro hasta el final del recuento final. El pasado domingo obtuvo el 31,64% de los votos contra el 30,79% del kirchnerista Fabián Ríos. Los separan 3.845 votos.

El Justicialismo salió a denunciar que las sumas de los partidos que aportan a la candidatura de Ríos se hicieron mal y que son ellos quienes están en segunda vuelta, pero la realidad marca que tras haberse revisado las mesas de la Capital, donde esta casi el 40% del padrón electoral, y con apertura de urnas incluidas, las modificaciones no fueron sustanciales.

El presidente de la Junta Electoral Gustavo Sánchez Mariño dijo que "por cuestiones excepcionales dimos la oportunidad de abrir las urnas donde se plantean irregularidades, pero no se puede proceder a la apertura de otras urnas luego de 48 horas de pasados los comicios". Por la tarde, Sánchez Mariño salió a desacreditar las denuncias de fraude del PJ exhibiendo los números finales del distrito Capital: Ricardo Colombi pasó de 54.280 a 54.669, Fabián Ríos de 53.811 cayó a 53.376 y Arturo Colombi de 45.467 descendió a 44.194 votos.

A la mañana, Ríos -quien trató de "caradura" al presiente de la Junta- llegó a la Legislatura donde se realiza el escrutinio acompañado de un grupo de militantes reclamando un recuento voto a voto. Tras la charla con el candidato, Sánchez Mariño aceptó abrir todas las urnas que el PJ pretenda.

Mientras Ríos visitaba la Legislatura llegó al lugar el gobernador Arturo Colombi, quien aseguró fue a dar su respaldo a la Junta Electoral a esa hora acusada de fraude por el peronismo. El cruce de los dos candidatos fue frío, pero cordial. Se dieron la mano y juntos respondieron algunas preguntas a los periodistas presentes.

Colombi, tras asegurar que "en política todo es posible" dijo que "el saludo con Fabián Ríos es el principio de un acuerdo", algo que no hizo otra cosa que reforzar las versiones que se corrían desde temprano en el sentido de que referentes del gobernador estaban negociando directamente con el candidato a vice de Ríos, el actual vicegobernador de la provincia Rubén Pruyas, el acuerdo entre "cobistas" y "kirchneristas".

Ríos respondió con dureza: "Está descartado todo acuerdo. La sociedad opinó en sentido contrario al voto del gobierno". "Arturo es un político en caída libre. Pierde en segunda vuelta", dijo el senador. "No vamos a permitir que esto se convierta en un pacto de impunidad. Si no vamos a segunda vuelta, no apoyamos a ningún Colombi", aseguró.

Comentá la nota