Corrientes saca rédito del fondo sojero ante el bajo nivel de aporte

La diferencia entre lo que genera por producción y venta de soja y lo que recibirá, arroja un saldo favorable de $175 millones, $175 por habitante. Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos serán las tres grandes aportantes en este esquema de distribución.
Varias provincias argentinas sacan ganancias netas del Fondo Federal que coparticipa el 30% de las exportaciones a la soja y sus derivados ya que aportan mucho menos por la venta de este grano de lo que les corresponde al aplicar los índices de Coparticipación Federal de Impuestos, entre ellas figura Corrientes.

En este sentido, el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) elaboró un análisis al que accedió "época", cuyo esquema propuesto genera provincias aportantes netas y provincias beneficiarias netas en función de que los coeficientes para devolver el 30% ofrecido no contemplan el aporte de cada provincia, sino que responden a los criterios vigentes cuando se definió el régimen general de distribución secundaria.

Además, de acuerdo al análisis de los profesionales de la consultora, "es muy poco probable que el 70% de los recursos restantes (que le queda a la Nación) siga una asignación territorial tal que compensen las diferencias".

A partir de una proyección de recaudación promedio de $ 5.256 millones en retenciones a las ventas de este grano y sus derivados al exterior, IERAL determina el saldo entre el aporte en concepto de derechos de exportación a la soja y la transferencia automática propuesta bajo el régimen general de coparticipación.

En este marco, Tierra del Fuego aparece como la provincia más beneficiada, ya que recibiría cerca de $508 por habitante en la campaña 2008/2009, siendo una provincia en la que no se produce soja. Corrientes, por su parte, aparece en la décima posición con una ganancia neta de $175 por habitante, entre lo que aporta y lo que recibe; es decir, alrededor de $175 millones para toda la población.

De acuerdo a las estimaciones del IERAL, las provincias de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos serán las tres grandes aportantes netas bajo este esquema (cada uno de sus habitantes deberá aportar $1.260, $1.144 y $890, respectivamente).

La misma situación presentada entre provincias productoras y jurisdicciones que no lo son se dará entre municipios con plantaciones de soja y comunas sin desarrollo productivo de este grano. De hecho, los municipios del Gran Buenos Aires donde no se produce soja (partidos del Gran Buenos Aires) pueden llegar a recibir en forma directa hasta $215 millones en el 2009, equivalente a dos tercios de lo que recibirían provincias como Córdoba o Santa Fe para sus municipios.

A tres días hábiles del mes de abril, aún Corrientes no ha informado el ingreso de recursos en concepto del Fondo Federal Solidario, ingresos que (de acuerdo a la estimación del Gobierno nacional) deberían superar los $200 millones en el año.

De ese total, el 30%, más de $70 millones, deberán distribuirse entre los municipios correntinos que hayan expresado su adhesión al instrumento nacional.

Comentá la nota