Corrientes redobla el apoyo estatal a las energías renovables

Corrientes redobla el apoyo estatal a las energías renovables

La provincia mesopotámica lanzó una empresa pública que fomentará la investigación y el desarrollo de fuentes energéticas limpias, aunque también tendrá funciones relacionadas con el transporte y la distribución de hidrocarburos.

Decidida a cuidar el medio ambiente y al mismo tiempo consolidar la ampliación y diversificación de su matriz energética, la provincia de Corrientes creó Energía Correntina (Encor), una empresa de capitales estatales dedicada esencialmente a desarrollar proyectos de fuentes energéticas renovables.

Constituida a partir de la Ley 6.428, sancionada el año pasado y reglamentada a través del Decreto 3.178, con la rúbrica del gobernador Gustavo Valdés, Encor contará con un presupuesto inicial de $ 20 millones.

Según lo dispuesto, la firma “tiene por objeto llevar a cabo por sí, por intermedio de terceros o asociada a ellos, el estudio, explotación, transporte, almacenaje, distribución, producción, comercialización e industrialización de energías alternativas o blandas mediante la aplicación de fuentes renovables o biocombustibles, sus derivados directos e indirectos”.

Constituida a partir de la Ley 6.428, Encor estará presidida por Arturo Busso, referente de la UNNE y titular de la Secretaría de Energía de Corrientes desde mediados del año pasado.

La organización estará presidida por Arturo Busso, referente de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y titular de la Secretaría de Energía provincial desde mediados de 2018. Lo acompañarán José Grando, en el rol de vicepresidente; Juan Marcelo Gatti, Marcelo Rivas Piacentini y Carlos Varas, como directores titulares; y Martín Sanz, Franklin Fabaro, Jorge Morales, Juan Pablo Pelso y Carlos Cañete, en el rol de directores suplentes. Para desarrollar sus emprendimientos, Encor quedará eximida de todos los impuestos provinciales existentes o por crearse. Esta ventaja tributaria abarcará a la totalidad de sus actos, contratos y operaciones.

Más allá de centrarse en la generación de energías limpias, la empresa también estará habilitada para prestar servicios públicos de transporte y distribución de hidrocarburos, y para incursionar en el rubro eléctrico.

Más allá de centrarse en la generación de energías limpias, la empresa también estará habilitada para prestar servicios públicos de transporte y distribución de hidrocarburos, lo que incluye su elaboración, procesamiento, refinación, compra, venta y/o cualquier otra actividad industrial y comercial relacionada. Adicionalmente, estará en condiciones de generar, trasportar, distribuir y comercializar electricidad, aparte de ejecutar cualquier otra actividad de comercio ligada a bienes energéticos a nivel local e internacional.

Potencial bioenergético

Adherida a la Ley Nacional de Generación Distribuida 27.191 por intermedio de la Ley Provincial 6.428, Corrientes focaliza su producción de energías verdes en los aprovechamientos biomásicos.

Según un estudio confeccionado por especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) de Naciones Unidas, a lo largo y ancho de su territorio la provincia dispone de una privilegiada oferta directa de biomasa procedente de cultivos de pino (capaces de contribuir con un 38,02% del total), arroz (22,40%), bosques nativos (19,77%), cultivos de eucalipto (12,06%), citrus (3,38%), té (2,45%), yerba mate (1,01%), otras forestaciones (0,88%) y tabaco (0,03%).

Un relevamiento del INTA y la FAO destaca el enorme potencial bioenergético que existe en la provincia de Corrientes, sobre todo en función de la mayor área de bosques implantados en el país.

Asimismo, de manera indirecta puede obtener insumos gracias a la industria forestal (cuyo aporte llega a un 55%), los molinos de arroz (40,2%), la industria juguera (3,9%) y los molinos yerbateros (0,9%).

Superávit energético

Leído con mucha atención por las autoridades del Gobierno correntino y de la flamante Encor, el relevamiento del INTA y la FAO destaca el enorme potencial bioenergético que existe en la provincia, sobre todo en función de la mayor área total de bosques implantados en el país. Dicha superficie, recalca el reporte, ofrece un significativo volumen de biomasa susceptible de ser aprovechada para la obtención de energía renovable. 

En concreto, la oferta directa de Corrientes, accesible tanto física como legalmente, ronda los 2.129.580 de toneladas (Tn) anuales. La indirecta, en tanto, oscila en torno a las 401.477 Tn por año. 

La demanda actual de la provincia se limita por estos días a unas 316.920 Tn anuales. Por ende, el balance entre la posible oferta y el consumo otorga un considerable superávit de 2.214.137 Tn por año de recursos biomásicos destinados a fines energéticos.

Coment� la nota