"Corrientes recuperó una relación necesaria"

El hombre fuerte del ricardismo en la Cámara alta provincial reivindicó el acercamiento logrado por el Gobernador electo, Ricardo Colombi con el Gobierno nacional. Aseguró que se gestionó para lograr soluciones. "Ya se confeccionó un comunicado donde Nación se compromete a trabajar en conjunto, para dar soluciones", anunció Flinta, quien aseguró que tras esto, "se inaugura una nueva instancia, una buena".
El senador Sergio Flinta, uno de los hombres fuertes del ricardismo, se expresó respecto al impacto que obtuvieron las gestiones de Ricardo Colombi en Buenos Aires y destacó que se trató de una acción del Gobernador electo tendiente a obtener soluciones para la provincia. Enfatizó que la serie de reuniones se basó en un plan de la gestión entrante para lograr recomponer una relación "necesaria" con la Nación. Y en cuanto al presunto disgusto de Morales -Gerardo-, titular de la Unión Cívica Radical nacional, por el encuentro entre Ricardo y el ex presidente Néstor Kirchner, consideró que "se apresuró" y tomó una "postura desmedida".

De esta manera, Flinta intentó dejar en claro que los objetivos trazados por el Gobierno entrante en su gira por la Capital Federal, lo cual fue entendido desde el peronismo local pero cuestionado por otros sectores políticos.

Vale recordar que referentes del PJ en la Legislatura provincial, como Jorge Barrionuevo y Luis Badaracco, "celebraron" la actitud de quien comenzará a dirigir la vida institucional de la provincia a partir del 10 de diciembre; pero a su vez dejaron en claro que dicha acción no significará un acercamiento político entre el radicalismo y el PJ. "Ser oposición es innegociable", dijo en su momento el senador Barrionuevo a EL LIBERTADOR.

MORALES "SE APRESURÓ"

Los rumores sobre la presencia de Ricardo en Buenos Aires abundaron y lo primero que se desprendió desde los pasillos de la residencia de Olivos fue el presunto apoyo manifiesto de Colombi para con el matrimonio Kirchner de cara a las presidenciales. Esto fue desmentido por el propio Gobernador electo, pero luego de que el titular de la UCR se hiciera eco de los dichos periodísticos y tomara la palabra sin reparos: "Que ratifique o rectifique sus dichos", exigió de inmediato tras las versiones surgidas. Y hasta habría analizado la posibilidad de accionar la expulsión partidaria del referente radical en Corrientes.

Por ello, Sergio Flinta consideró ayer que Gerardo Morales "se apresuró". Y a su vez expresó la confianza de "esto se irá normalizando", luego que el propio presidente radical bajara los decibeles de sus apreciaciones.

En cuanto a la posibilidad de expulsar a Ricardo de la UCR, el legislador dijo a Radio Dos que "creo que ha tenido -Morales- un actitud desmedida, pero parece que esto se está reencausando hacia la normalidad".

LOGROS DEL RECORRIDO PORTEÑO

El legislador provincial remarcó así la trascendencia de las reuniones encaradas por Ricardo Colombi en Buenos Aires. "Se cumplió una agenda. Ya se confeccionó un comunicado donde Nación se compromete a trabajar en conjunto, para dar soluciones", anunció Flinta.

De esta forma, enfatizó que con estas reuniones y acercamiento con Nación "se inaugura una nueva instancia, recuperándose una relación necesaria".

"Comienza ahora una nueva instancia, una buena", indicó.

Comentá la nota