Corrientes y Misiones buscan frenar el avance de la fiebre amarilla

Ministros de Salud de Corrientes y Misiones, con los funcionarios de la cartera de ambas provincias y un representante del área de la Nación, se reunieron ayer en Posadas para delinear acciones con el fin de frenar el avance de la fiebre amarilla en la región. Intensificarán controles y operativos de vacunación. En las comunas de frontera correntinas ya son 11 los monos muertos.
Los ministros de Salud Pública de Corrientes y Misiones, Adolfo Schneider y José Guccione se reunieron ayer para aunar esfuerzos contra el avance de la fiebre amarilla en la zona, luego de confirmarse la muerte de dos personas en esta provincia.

El encuentro se enmarca en el "Taller de Fortalecimiento de las Acciones de Control de la Fiebre Amarilla" que se realizó en el Centro de Convenciones de Posadas.

El plenario contó con la participación del secretario de Promoción y Programas del Ministerio de Salud de la Nación, Juan Carlos Nadalich, quien viajó en reemplazo de Graciela Ocaña, ya que la ministra no pudo asistir.

Las actividades comenzaron pasadas las 9 con un acto de apertura en el que el propio Nadalich y el ministro de Salud Pública de Misiones, José Guccione -en su rol de anfitrión- explicaron los motivos de este encuentro que "apunta a lograr una sensibilización de los medios de comunicación para que se informe fehacientemente sobre la naturaleza de la enfermedad".

En la oportunidad, Nadalich instó a los concejos deliberantes de las distintas localidades de Corrientes, Misiones, Chaco y Formosa a "aprobar las ordenanzas que permitan reforzar la red de prevención en toda la región".

A los discursos iniciales le siguió la difusión de spots televisivos producidos por el Gobierno de Misiones para la campaña. Luego siguió un taller orientado a la planificación de acciones locales para los equipos de salud familiar, en el que se integraron directores de hospitales, concejales, médicos, agentes sanitarios y administrativos municipales y sanitarios de las provincias de Misiones y Corrientes.

Mientras, en otras dependencias del complejo se reunieron a puertas cerradas las autoridades nacionales y provinciales para analizar la situación epidemiológica de cada una de las provincias de la región en torno a la problemática de la fiebre amarilla.

La comitiva correntina está encabezada por el ministro Adolfo Schneider, ofreció detalles sobre el trabajo de prevención que se viene realizando en la provincia, donde el 95 por ciento de la población objetivo ya ha sido vacunada contra la patología.

"Fue un encuentro muy positivo en el que se concluyó que debemos intensificar las medidas de control y los operativos de vacunación, así como trabajar en la erradicación del vector de la enfermedad y sobre el sistema de vigilancia de los pacientes con síntomas febriles", comentó Jorge Cialzeta, director general de Programas y Recursos Humanos de Salud Pública provincial al cierre del evento.

Al cierre de esta edición se elaboraba un documento conjunto entre los funcionarios de ambas provincias para aunar criterios en busca de ponerle un freno al avance de la enfermedad en la región.

Comentá la nota