Corrientes mantiene un 70% de estatales bajo línea de pobreza

Según evaluaciones de ATE, esa cifra es la que no llega a cubrir la canasta básica alimentaria total, que acorde con mediciones del INDEC se ubicó en septiembre en 1.033 pesos. Es uno de los pedidos gremiales a sanear, al menos de forma paulatina, en un próximo gobierno, dijo en La Mañana Walter Zamudio, Secretario General de la Asociaci´n de Trabajadores del Estado.
En los estudios del programa de Cristina Vicentin el sindicalista Walter Zamudio recordó la lucha sindical con la actual administración estatal, más allá de algunas medidas que favorecieron a los trabajadores, como el pase a planta permanente. Ratificó que lo más importante a subsanar es la participación de los asalariados en la distribución del ingreso, porque hay una brecha muy grande, que ronda el 70%, que está bajo la línea de pobreza.

Ello si se tiene en cuenta las cifras del INDEC, que midió para septiembre 1.033 pesos como costo de la canasta básica total. Y hay muchos estatales correntinos que no llegan a ese salario promedio. "Por eso nosotros sostuvimos siempre en nuestras marchas la modificación del piso salarial" señaló Zamudio.

En este sentido coincidió en que para poder avanzar, se necesita del Plan de Asistencia Financiera 2009, donde el gobierno actual estipuló una cláusula que prevé un 50% de los ingresos para mejora de haberes.

Al respecto, el legislador Armando Aquino Britos que también estaba al momento de la entrevista con el sindicalista dijo que lo aprobará, aunque aclaró que no dará su apoyo a endeudamientos.

"Nuevos emprendimientos es otra historia, como en el caso de ayudas del Estado nacional como los plazos de amortización, o nuevos créditos. Eso habrá que reverse, porque existe una cláusula de Responsabilidad Fiscal en el Art. 19 de la Constitución que no da la posibilidad de endeudamiento a Corrientes si se pone ponga en peligro las cuentas provinciales" argumentó.

"Porque se estaría incumpliendo con la cláusula que prevé la responsabilidad fiscal – que hasta podría tacharse de inconstitucional-" fundamentó.

Con lo cual puso sus condicionamientos al referirse a que lo que no se puede hacer por el mandato constitucional es contraer empréstitos para pagar atrasos de deudas. Y diferenciándose en lo que es destinar partidas que ingresen desde organismos de crédito a gastos que implican sostener el rol de empleador y prestador de servicios que tiene el Estado.

Comentá la nota