Corrientes en jaque por el fuego: hay 82 focos en los campos.

El cambio de clima ayudó a controlar el fuego en varios puntos de la provincia, pero la situación es crítica.
Pese a la lluvia que cayó ayer en gran parte del interior, los focos de incendio persisten: hay 82 frentes para combatir, algunos de significativa importancia. El principal problema es la prolongada sequía. Se nota en la zona del Iberá donde prolifera un extraño fenómeno: las llamas debajo de los embalsados.

Comentá la nota