En Corrientes impactó fuerte la caída en la construcción

Un coctel de retención de fondos, crisis nacional y disminución en la actividad derivó en una inactividad mayor que en las otras provincias de la región. El índice local de compra de material duplicó el promedio nacional.
La construcción correntina fue la que mas sintió la caída general de la industria en la región. Esto se deduce de la disminución de los despachos de cemento y la caída en permisos de construcción. De acuerdo con un análisis privado los despachos cayó 18,6% si se comparan los primeros cinco meses del corriente año con el 2008.

El promedio regional fue de menos 6,1%, pero en las otras provincias de la región se dieron resultados disímiles, en Chaco crecieron un 3,9%, en Formosa la caída fue de 11% y en Misiones de 2,2% en baja. Esa diferencia estadística hace que el NEA esté por debajo del promedio nacional de caída de la actividad que es de menos 9,3%.

El índice de actividad de la construcción sufrió el impacto de la crisis y se agravó por la demora y retención de fondos de planes federales, regalías de las represas y financiamiento FONAVI, dados a conocer hasta por la filial Local de la Cámara Argentina de la Construcción, que meses atrás solicitó asistencia nacional para relanzar las obras.

Los despachos de cemento constituyen uno de los principales indicadores adelantados de la construcción.

Con excepción de marzo último, los despachos de cemento a nivel nacional vienen contrayéndose desde noviembre de 2008 a tasas mayores al 10%. Al mes de mayo, el acumulado de 2009 presenta una disminución del 9,3% en los despachos.

En el acumulado de los primeros cinco meses del año, todas las regiones experimentaron caídas significativas en el volumen de los despachos. Pero las más sentidas fueron la región Patagónica (-12,5%) y la región Centro (-10,8%).

En términos de participación, la región Centro redujo en un punto su relevancia respecto del año pasado y concentra el 64,4% de los despachos de cemento del país. La región Noroeste representa algo más del 10% y reemplaza a la región Patagónica en el segundo lugar.

Está última prácticamente no ha variado su participación entre ambos años, que continúa cercana al 10%.

Los permisos de edificación privada constituyen un importante indicador de las intenciones de construcción por parte de los particulares. La superficie a construir registrada por los permisos que otorgan los municipios, da una idea aproximada del nivel de actividad que se espera para los próximos meses en las distintas regiones.

Las mayores caídas de este índice se registraron en Entre Ríos, Formosa, Capital Federal y Río negro, en donde en los primeros 4 meses del años los permisos fueron un 40% menos que en 2008, aproximadamente.

Al igual que los despachos de cemento, la región centro y patagónica son las que mayores caídas presentan.

Comentá la nota