En Corrientes y Brasil confirman monos muertos por fiebre amarilla

El Instituto Maiztegui informó la causa de la mortandad de primates en el norte de Corrientes. Misiones desechó que el deceso de la mujer de 36 años sea por la enfermedad
Posadas. La capital misionera en particular y la provincia en general están cercadas por el virus de la fiebre de amarilla, luego de que el ministro de Salud Pública de Corrientes, Adolfo Schneider, confirmara la causal de muerte de los monos hallados en San Carlos y también el gobierno brasileño advirtiera sobre la circulación de virus en la frontera. Schneider informó que se recibieron los resultados de las muestras enviadas al Instituto de Enfermedades Virales Maiztegui, y que éstas dieron positivo.

Schneider difundió el resultado de los análisis sobre los dos animales muertos hallados en localidades ribereñas lindantes a Misiones, en cercanías del arroyo Chimiray. El gobierno correntino estima incluso que “hayan muerto muchos animales más”.

Por todo esto, la cartera que dirige realizó una transacción con el gobierno francés, para adquirir 100 mil nuevas dosis de la vacuna, para contener una posible evolución del brote, y pidió a Nación que refuerce envíos. El ministro correntino especificó que “han muerto muchos animales por aquí, pero la mayoría está en descomposición y no pueden extraérsele muestras”.

En Brasil

Por su parte, la Secretaría de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud de la Secretaría de Estado de Río Grande do Sul informó que el 24 de octubre de 2008 recibió la notificación de la primera mortandad de primates en la región noroeste de Río Grande do Sul. Los laboratorios confirmaron que la muerte fue por fiebre amarilla y, por lo tanto, se confirmó la circulación del virus de la fiebre amarilla. El informe indica que hasta la fecha fueron notificados 134 epizootias en 45 municipios, con la participación de 335 animales.

A partir del 10 de diciembre fueron notificados cuatro casos sospechosos de fiebre amarilla, registrando dos muertes, que aún están bajo investigación. Tres de ellos son residentes de Santo Ángelo y una del municipio de Santa Rita.

No fue por el virus

En Misiones, Salud Pública desechó que la mujer fallecida el lunes pasado en el Hospital Madariaga, haya muerto por causa del virus. En un primer momento se sospechó que fuera por la fiebre amarilla, ya que los síntomas que experimentó la mujer -fiebre alta repentina, dolor de cabeza y en la región abdominal, náuseas, vómitos e ictericia (color amarillo de la piel)- son compatibles con la enfermedad. De todos modos, se esperan los resultados de los análisis que se le practicaron.

Estimulación y juego con los chicos, opción contra el mosquito maldito

POSADAS. Las calles empedradas curvilíneas de esa medialuna mirando a la Ruta 12, a espaldas del Mercado Central, que es el populoso Barrio A-4, los vieron ir, venir, reír, jugar, ganar puntos y una vez hechos todos los cálculos, poder asirse de algunos premios simbólicos. Lo más importante para el grupo de niños fue la acción con la que colaboraron, los resultados que lograron, el ejemplo que dieron y las ganas locas de divertirse que cubrieron a puro juego de sana competencia.

El grupo que compone el equipo de trabajo del Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) de ese asentamiento, compuesto por relocalizados de la EBY, aunque ahora ya no tanto, porque muchos vendieron esas casas; puso en práctica un proyecto que dio muy buenos resultados para llevar adelante la lucha contra la proliferación del mosquito Aedes Agypti.

El transmisor de enfermedades como la fiebre amarilla y la leishmaniasis fue resistido durante el lapso que va de 2007 a 2008 -retomarán apenas hayan recuperado fuerzas, luego de las vacaciones- conformando un equipo de trabajo compuesto por médicos comunitarios, enfermeros, especialistas talleristas y miembros de otras organizaciones barriales, que utilizaron tres vías contra la larva: recorridas casa por casa, para entregar información, hacer entrar en conciencia y luego de todo esto un gran operativo de limpieza de patios y espacios públicos del barrio.

Pero el mecanismo clave, que activó la participación de las más de 3.000 familias que residen en el A-4, fue el involucramiento de los niños de esos grupos familiares, que conformaron el nexo entre el equipo de concientización y las familias, dando además el aviso previo del paso del camión de Saneamiento Ambiental, que luego retiraría los cacharros, objetos y elementos propicios al albergue de agua estancada, paraíso tropical para el mosquito vector.

Así comenzaron a apilarse sobre los adoquines de basalto: lavarropas en desuso, neumáticos de autos, baldes sin uso, latas pequeñas. En síntesis, fue sacado todo elemento que estaba en el patio y que sólo servía para acumular agua de lluvia, que se convierte en el hábitat favorable al transmisor de la fiebre amarilla.

Se transformó en todo un ejemplo, con un equipo de profesionales que tienen la información y las ganas de transformar positivamente el hábitat en el que tienen que cumplir con sus obligaciones, inventiva para elaborar alternativas para tentar el tiempo de los niños y adolescentes del barrio, que se transformaron en el vaso comunicante y posibilitaron la apertura de las familias para terminar de cerrar el círculo. Además, el trabajo en conjunto y lazos tendidos con otros organismos, en este caso Saneamiento Ambiental.

“Al armar el proyecto, pensamos en estimular a los chicos como si todo fuera un juego y de la cuestión lúdica se pasó al primer premio: una charla sobre el cuidado del medio ambiente y la necesidad de la descacharrización”, contaron la médica comunitaria Silvia Basiuk y la enfermera Catalina Fuchs, felices por los resultados logrados.

Después les entregaron numeritos para sortear juegos didácticos y otros pequeños presentes, y ganaban los participantes que juntaban más cacharros frente a los zoom (cada uno cubre un radio de cinco manzanas, ubicados estratégicamente en las esquinas, además funcionan como comedores y hay 12 en el A-4). Tras la experiencia aseguran que, sin el esfuerzo compartido, no se hubiera llegado a buen puerto.

Posible dengue en Encarnación

El director de vigilancia sanitaria del Paraguay, Iván Allende, comunicó que hay seis casos sospechosos de dengue en Encarnación, y que se estudia el serotipo para poder confirmarlos. En total fueron 20 los casos que se reportaron en todo el país en sólo 24 horas.

Dijo también que tras el último relevamiento de datos suman 70 los casos sospechosos de dengue en el país, de esta cantidad dos casos ya fueron confirmados, uno en el barrio Laurelty de Asunción y otro en Horqueta, departamento de Concepción.

La autoridad paraguaya explicó que se trata de casos febriles, “están en etapa uno de la enfermedad” y se trata de identificar el virus que está circulando en Encarnación. Recordó que es “un problema urbano que hay mosquitos que transmiten y es importante identificar criaderos, la Municipalidad debe recolectar la basura, la gobernación debe apoyar, estuvimos conversando con el Gobernador que puso a disposición de los esfuerzos comunitarios, la actividad logística de la gobernación para la lucha frontal contra el vector”.

Allende indicó en el diario ABC que en las últimas 24 horas se han detectado 20 nuevos casos sospechosos de dengue, con lo que suman 70 los registrados este año.

Explicó que ahora se encuentran realizando la investigación sobre la procedencia de los casos y si existe nexo epidemiológico con los demás hechos para realizar las acciones de bloqueo en las diferentes zonas.

También Instó a la ciudadanía a eliminar todos los recipientes que podrían servir de criadero de mosquitos, principalmente en estos días en que se pronostican lluvias.

Comentá la nota