Correa se suma al control sobre la prensa y prepara su propia ley de medios

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dijo ayer que el bloque oficialista de legisladores prepara un proyecto de ley de comunicación, con el fin de evitar que la prensa tenga "patente de corso". "Lo que enfaticé es que jamás haya censura previa, pero, eso sí, responsabilidad por lo que se dice", manifestó el mandatario tras conocer el proyecto coordinado por el periodista Rolando Panchana, miembro del oficialismo en la Asamblea Legislativa, dominada por el movimiento País, hoy en el gobierno.
Correa, que mantiene un duro enfrentamiento con un sector de la prensa, declaró que "no hay libertad sin responsabilidad" y que "aquí los medios de comunicación creen tener patente de corso para hacer lo que les da la gana, insultar a todo el mundo; eso no es libertad de expresión".

"Cuando yo critico a un medio de comunicación, es atentado a la libertad de expresión. Entonces, con esa misma lógica, cuando critican al presidente de la República, es atentado a la democracia", aclaró Correa. Panchana señaló a su vez que el proyecto no será una mordaza para la prensa, a la que el mandatario tilda de corrupta y mentirosa.

Correa fue reelegido para el período 2009-2013 y durante la toma de posesión, el 10 de agosto pasado, propuso a los gobiernos de la región establecer "formas de control a los excesos" de los medios de comunicación.

El mes pasado, una auditoria del Estado ecuatoriano propuso revocar las licencias a 400 medios, entre ellos, el canal Teleamazonas, que la semana pasada fue multado por difundir una conversación en el despacho presidencial.

En sintonía. La propuesta de Correa tiene antecedentes, como el de Venezuela. Allí, la Fiscalía General impulsó una ley de delitos mediáticos que regulaba con mano dura la actividad, hasta que la Asamblea Nacional optó por cajonearla por la reacción social. Esto no sofocó, sin embargo, la batalla que libran los bolivarianos contra el canal Globovisión, contra el que la semana pasada se abrió un nuevo proceso sancionatorio, ni pesará tampoco a la hora de remover próximamente otras 29 licencias, según anunció la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, sumándose a las 34 removidas en agosto por irregularidades.

En Bolivia, por su parte, la nueva Constitución impulsada por el gobierno en 2009 incluyó como derecho el acceso a la información, pero las alusiones del presidente Evo Morales al "terrorismo mediático" atizaron la violencia física de las bases contra periodistas.

Comentá la nota