Los corralones bajaron un 50% sus ventas La crisis ya provocó una fuerte caída de la construcción en Pilar

Desde la UOCRA sostienen que algunas obras continúan, aunque a un ritmo muy lento. Aseguran que cerca del 40% de los obreros que trabajaban en emprendimientos dentro del distrito se quedaron sin empleo.
El estallido de la crisis global provocó con su onda expansiva que los ladrillos en Pilar también comenzaran a desmoronarse. Porque, como consecuencia del colapso financiero internacional que se inició en los Estados Unidos y recorre el mundo entero, la actividad de la construcción en Pilar cayó en niveles significativos.

Por ejemplo, para graficar ese preocupante panorama, el secretario general de la delegación local del sindicato de la construcción (UOCRA), José Sánchez, alertó sobre que "las obras en marcha están avanzando a un ritmo muy lento y con un 30 o un 40% menos de personal que durante el año pasado".

Concretamente, el gremialista indicó que de los más de 3 mil afiliados con los que contaba la UOCRA en el Partido de Pilar hasta el 2008 quedaron unos 2 mil en la actualidad. "Había previstas para este año muchas ampliaciones y obras nuevas que estaban proyectadas, pero ahora con el tema de la crisis y las próximas elecciones todos especulan", explicó el titular del gremio a nivel local.

Además, para aportar más datos que dan cuenta del crítico escenario que atraviesa el sector, Sánchez destacó que los emprendimientos que no se frenaron en un 100% siguen adelante con las obras pero utilizando apenas el 10 o el 20% como máximo de los trabajadores que tenían contratados hasta el año pasado.

Una muestra de ello es el conflicto que se suscitó por estas horas en el complejo de oficinas Downtown que se construye sobre la calle Chubut, a metros del Kilómetro 50 de la Panamericana. Allí, la empresa que lleva adelante la edificación del emprendimiento despidió a 160 trabajadores y suspendió otros 30 como consecuencia de la desaceleración del ritmo de obra.

De acuerdo a lo señalado por el sindicalista, los desarrolladores del proyecto admiten que los trabajos continuarán a un ritmo más lento y con menor cantidad de obreros, pero responsabilizan a la empresa constructora contratada por la masividad de los despidos.

El sindicalista señaló además que, si bien a los 160 despedidos se le abonó la correspondiente indemnización tras la intervención de la UOCRA, a los que fueron recientemente suspendidos o trasladados no se les comunicó debidamente con antelación esa medida. En un principio, tampoco se les había abonado la última quincena, cuestión que se solucionó por estas horas.

Corralones

La fuerte caída de la actividad de la construcción en Pilar también se manifiesta en la merma del volumen de facturación de los corralones. Porque según coinciden los comerciantes del rubro que operan en el distrito, las ventas durante el primer trimestre del año, en comparación con igual período del 2008, cayeron alrededor de un 50%.

"En mi caso en particular, en lo que va del año ya llevamos una caída de entre el 55 y el 60% con respecto al 2008. En enero, por ejemplo, bajamos un 50% y en febrero un 70%. Hoy los inversores y las obras grandes no existen, pero la curva descendente comenzó en agosto del 2007 y se fue profundizando cada vez más", detalló Hugo Antonacci, de Materiales Franco.

Al igual que el resto de sus colegas, el comerciante sostiene que recién a partir de julio, cuando se disipe la incertidumbre generada por el resultado de las elecciones legislativas del 28 de junio próximo, podría comenzar a notarse algún signo de reactivación en el mercado.

Comentá la nota