CORPICO perdió más de $ 200.000.

Quemados: se perdieron 30.000 metros de cable preensamblado, que representa el 80% del stock, más dos transformadores chicos. Según las estimaciones realizadas ayer por técnicos de la cooperativa, el material quemado y la remediación del sector implican una inversión que va de $ 200.000 a $ 250.000.
General Pico (Agencia) - Las pérdidas ocasionadas por el incendio sucedido el pasado miércoles en el depósito de CORPICO ascienden a más de $ 200.000, que deberá afrontar la entidad solidaria porque el material no estaba asegurado, según confirmaron ayer autoridades de la cooperativa.

En horas de la mañana, personal de Bomberos Voluntarios de Santa Rosa realizó pericias en el predio siniestrado, y aunque se desconoce su resultado, no se descarta que se trate de un hecho intencional.

La apoderada legal de CORPICO, Alina Acebal, descartó que el origen del siniestro fuera la quema de materiales de desecho dentro de un contenedor, tal como lo indicaban algunas versiones.

Se perdieron 30.000 metros de cable preensamblado, que representa el 80% del stock, más dos transformadores chicos. Según las estimaciones realizadas ayer por técnicos de la cooperativa, el material quemado y la remediación del sector implican una inversión que va de $ 200.000 a $ 250.000.

En diálogo con El Diario, la abogada de CORPICO, Alina Acebal, anticipó que “se van a ver afectadas con demoras las obras de la cooperativa, o las conexiones que se soliciten en los próximos días”. Y acotó “le pedimos paciencia a los asociados que se vean afectados y vamos a empezar a pedir material para cumplir con los compromisos asumidos”.

La apoderada legal desmintió que en el lugar se hubiera quemado basura en un contenedor, como lo indicaron algunas versiones a pocas horas del siniestro. “No se estaba quemando basura”, aseguró Acebal y explicó que “si bien hay allí un contenedor donde se depositan los desechos, en ese lugar no se quema el material”.

Comentó que “el mismo sereno que a las 13:30 hizo la recorrida habitual, y pasó por el lugar, confirmó que allí no se había hecho ningún trabajo de quema en todo el predio”. Y agregó que “antes de hacer la recorrida de las 14:30, detectó el humo junto a personal policial que pasaba por el lugar”.

Distintas fuentes consultadas por este medio, explicaron ayer que los materiales que ardieron, no son de fácil combustión. Requieren de alta temperatura por un tiempo medianamente prolongado para encender.

En tal sentido, Acebal no descartó que se trate de un hecho “intencional” y explicó que “una bobina de cable y los carretes no se pueden encender fácilmente, tampoco hay electricidad en el lugar, como para pensar que se trató de alguna cuestión eléctrica”.

El material que se perdió no estaba asegurado, sobre lo cual la apoderada legal recordó que “en su momento hubo un análisis de costo de seguros y algunos se dieron de baja porque eran muy caros y tenían una cobertura que en definitiva, frente a un siniestro, no cubrían los daños totales”.

Como corresponde en estos casos, se radicó una denuncia en la Comisaría Tercera, donde la cooperativa solicita a la Justicia que investigue en qué circunstancias se desató el incendio. Ya se tomaron algunas declaraciones y hay que aguardar unos 10 días para conocer los resultados de las pericias.

Personal del sector afectado trabajó ayer en la estimación de los daños y analizar cuáles son las compras a efectuar en lo inmediato. “Después habrá que intentar armar el stock que perdimos, que lamentablemente, era el mejor que tenía la cooperativa en muchos años”, se lamentó Acebal junto al consejero Raúl Felice, quien anticipó que “será otro esfuerzo importante de parte de todos”.

Comentá la nota