Coronel Suarez: La población desaprobó la gestión de gobierno de Ricardo Moccero

Fue el Intendente quien en campaña dijo que plebiscitaba su gobierno y es por ello que la verdadera lectura de la elección es que el 72% de los suarenses quiere un cambio, pese a las obras que se están ejecutando y a los millones de pesos que el kirchnerismo derivó al distrito.
El radicalismo hizo una muy buena elección y el vecinalismo de Hugo Bilbao se posiciona como la alternativa al moccerismo, al ser la segunda fuerza política en Coronel Suárez. En el Consejo Escolar, renovaron José Weiman (MPV) y Darío Gómez (PJ), a quienes se les suma Susana Previsdómini.

Un viejo axioma de la política, creado por el florentino Nicolás Maquiavelo, expresa que cuando los resultados de un acto eleccionario no concuerdan con lo pregonado en la campaña el protagonista de la misma, para no salir golpeado, debe alejarse de la escena y levantar el resultado que más le convenga, que pueda opacar lo que se pretendía demostrar y no se pudo.

Esto fue exactamente lo que el intendente Ricardo Moccero hizo ayer al finalizar las elecciones legislativas, se olvidó que en campaña había señalado que lo que estaba en juego era su gestión de gobierno, que lo plebiscitaba, que ganaba por más del 52% de los votos y se olvidó que el principal protagonista de la campaña siempre fue él, ya que cerró todos los actos políticos, porque tuvo decenas de horas en las radios con su sola presencia o a lo sumo con algún candidato, pero siempre en un papel de partenaire.

El revés fue absoluto, el 72% de los suarenses le dijeron ?no? a su gobernar, le dijeron ?no? a su alianza con el derrotado kirchnerismo, le dijeron ?no? a las visitas de la Presidenta, del Gobernador en dos oportunidades y de varios funcionarios, enmarcadas en un fuerte operativo de seguridad; el electorado le dijo ?no? a Ricardo Moccero y éste, tal su carácter, no aceptará nunca que ha sido el gran perdedor de la histórica y democrática jornada cívica de ayer.

Por tal razón, ante micrófono que le pusieran por delante, el Jefe comunal intentó instalar que "el ganador había sido Daniel Abot y sus candidatos a concejales", según expresó, calificando a la elección como "extraordinaria", cuando en realidad perdió 2.362 votos con respecto a la elección de 2007 y 815 con respecto a la de 2005. Es decir, ha perdido un importante caudal de votos. Si bien el festejo es legítimo, el intendente Ricardo Moccero debería reflexionar sobre una espontánea conclusión de Daniel Abot, quien señaló que "vamos a tener que corregir algunos errores".

El más sensato en el festejo moccerista de ayer en Boca Juniors fue Daniel Abot, electo concejal, quien expresó que "vamos a tener que corregir algunos errores, nos hemos quedado" y destacó que "fue una elección demasiado especial, en donde el conflicto con el campo tuvo mucho que ver".

Por el otro lado, tres fuerzas políticas sonríen. Mientras el vecinalismo de Hugo Bilbao quizás esperaba un mayor número de votantes, sigue manteniéndose como la segunda fuerza en Coronel Suárez y reafirma su condición de ser el único partido político con posibilidades ciertas de disputarle el poder al oficialismo. No se logró romper la mayoría automática en el Concejo Deliberante, pero los dos concejales que puso en juego los retuvo, ingresando al Cuerpo el propio Hugo Bilbao y Héctor Dalmau.

Unión Pro hizo una excelente elección, capitalizó el voto bronca del campo y se posicionó frente al 2011 como una fuerza política para discutir espacios, lo cual es loable y podrá de alguna manera hacer realidad uno de los ejes de su campaña, llevar rostros nuevos y frescos a la política lugareña. Ingresa al Concejo Deliberante el dirigente Guillermo Carlos Urruti, quien prometió equipos de trabajo en todas las áreas en las que trabaja el municipio.

Finalmente, la Unión Cívica Radical volvió a festejar, después de no haber llegado al piso en la elección del 2007, ahora repite la elección del 2005 y en las dos ocasiones encabezando la lista Guillermo Claudio Sol, esta vez lo acompañará en el bloque Guillermo Recalde. Por una mala información, de los medios que priorizaron la rapidez a la certeza, los radicales también festejaron el ingreso de su primer candidato al Consejo Escolar, en este caso Noemí Dos Santos, pero en realidad no llegaron al segundo piso que se conforma cuando ninguno de los partidos políticos alcanza el 33.33% de los sufragios. Y la candidata no ingresará y sí lo hará el oficialista José Weiman.

El intendente Ricardo Moccero votó al mediodía en la sede del Jardín de Infantes 901, llegó junto a su hermano Gustavo y a su sobrino, Mauro Moccero; al salir, rompió la veda electoral al asegurar que ganaba con el 52% de los votos, es así porque induce el voto.

¿Qué decir de Coalición Cívica y el Partido Verde? No alcanzaron el objetivo que era obtener un concejal, pero en realidad hicieron una buena elección y los adherentes a Lilita Carrió demostraron, como también lo hicieron los radicales, un valioso gesto de confraternidad cívica, al acercarse al bunker del vecinalismo de Hugo Bilbao para felicitar y compartir las anécdotas que había dejado el acto eleccionario.

Los resultados

Atrás quedaron las chicanas políticas, los agravios, las desinformaciones, también los colchones que circularon por los pueblos alemanes el sábado por la tarde y también la ruptura de la veda electoral que provocó el propio intendente Ricardo Moccero, cuando después de votar dijo que "estamos tranquilos, todos se quejan del faltante de las boletas, pero nosotros estuvimos jugando al básquetbol en el salón de Boca Juniors, donde esta noche vamos a festejar, porque obtendremos el 52% de los votos".

Después de todo eso, podemos decir que el Movimiento para la Victoria ingresó tres concejales (Daniel Abot, Rosana Ordoñez y Pedro Schroh) al obtener 6.873 votos; el vecinalismo de Hugo Bilbao, identificado como Partido del Progreso Social, retuvo sus dos bancas con 5.581 sufragios y los radicales ratificaron sus dos concejales con 3.244 votos y Unión Pro impuso su candidato con 2.935 votos. Le siguieron el Partido Verde Bonaerense con 2.742 votos, la Coalición Cívica con 1.542 votos y el Partido Obrero de Rubén Allende, esta vez bajo la sigla de Política Obrera, con 334. Además, 943 suarenses votaron en blanco y fueron anulados 253 sufragios, mientras 13 resultaron recurridos y 5 impugnados.

Fue una elección muy pareja, a tal punto que no hubo un ganador uniforme si se analiza la elección por localidad. En Coronel Suárez, en la ciudad, ganó el oficialismo con 4.601 votos, seguido por el vecinalismo de Hugo Bilbao con 3.309 sufragios y tercera fue la UCR, con 2.221 votos. El moccerismo ganó también en los tres pueblos alemanes, cómodo en Santa María, con 515 votos contra los 352 del ?bilbaismo? y tercero fue Unión Pro con 111 votos. En San José y en Santa Trinidad la diferencia entre el primero y el segundo fue por no más de cincuenta votos.

En la localidad de Huanguelén se impuso el vecinalismo de Hugo Bilbao con 976 votos sobre los 725 que obtuvo la Unión Cívica Radical, tercero se ubicaron el oficialismo con 639 votos y cuarto estuvo Unión Pro con 562 sufragios.

Bilbao ganó también en Curumalán, con 41 votos contra los 25 sufragios obtenidos por el moccerismo, donde la referente es la delegada municipal Mirta Resch; el tercer lugar fue compartido entre Unión Pro y el Partido Verde con 19 sufragios.

Finalmente, en Pasman ganó el moccerismo con 88 votos sobre el Partido del Progreso Social que obtuvo 36 votos y la UCR se alzó con 30 votos.

Los festejos

El Movimiento para la Victoria esperó casi hasta que se escrutó la última mesa para festejar el triunfo, legítimo para Daniel Abot, pero ficticio para Ricardo Moccero, por los argumentos ya expuestos.

Minutos después de las 21:00 ingresaban al salón de Boca Juniors los hermanos Ricardo y Gustavo Moccero, acompañados por el dirigente que encabezó la lista, Daniel Abot. Se escucharon bombos y dedicaron el triunfo al diputado Hugo Bilbao y al Diario Nuevo Día, poco entendible la actitud del Jefe comunal porque este medio de comunicación no participaba del acto eleccionario.

En las entrevistas previas al acto en sí, el intendente Ricardo Moccero expresó, sobre la jornada cívica, que "la gente se portó muy bien, como siempre Coronel Suárez es categórico con el MPV" y volvió a discriminar al pueblo de Huanguelén, porque expresó que "nadie los entiende, le damos lo que quieren e igualmente no nos votan".

Sostuvo que "en Daniel Abot hay que reconocer que a pesar que lo agraviaron y no contestó ningún agravio, siguió su trabajo y la gente lo votó como un castigo al que salió segundo".

Sacándose de encima toda la campaña, Moccero dijo que "no fue el Intendente el candidato, no iba Ricardo Moccero sino Daniel Abot con Rosana Ordoñez, Susana Previsdómini, con candidatos que le ganaron a Bilbao con una estructura muy grande".

A su turno, Gustavo Moccero manifestó que "estamos muy contentos, por más que se diga cualquier cosa acá Abot le ganó a Bilbao, nuestro candidato era Daniel Abot" y recordó que la oposición "no quería que volviéramos a tener la mayoría y el pueblo vuelve a darnos la mayoría en el Concejo Deliberante. Esto es una satisfacción".

"Es un respaldo de la gente que agradezco mucho", sentenció Gustavo Moccero, al momento que expresó que "esto es bueno, revitaliza la política y quedo demostrado que Daniel Abot es el artífice de esta victoria, le ganó a Bilbao".

Una sola referencia después de leer este párrafo... relea el inicio de esta nota periodística.

En cuanto al protagonista de las elecciones de ayer, Daniel Abot, dijo que "el resultado está bien", pero con la sensatez que lo caracteriza añadió que "nosotros vamos a tener que corregir algunos errores, nos hemos quedado" y destacó que "fue una elección demasiado especial, en donde el conflicto con el campo tuvo mucho que ver".

Al recordarle el hecho que la oposición manifestaba que su candidatura era testimonial, dijo que "yo nunca entré a la pelea, porque había que pelear con propuestas", dejando en claro que "la gente participó y fue una elección ejemplar, sin inconvenientes".

Afirmó que "teníamos la obligación de ganar, si o si, no podíamos salir perdedores después de esta gestión" y añadió: "felicito a las fuerzas políticas nuevas, porque es muy difícil posicionarse con un partido gobernante consolidado como el nuestro. Felicito a toda la gente que participó, la democracia necesita de mucha más gente que participe".

Ya en el acto, un eufórico Ricardo Moccero dijo que "la verdad, este es un triunfo de todos ustedes, en esta legislativa sacamos una reserva de los militantes, los funcionarios, los adherentes, quienes le ganaron al diputado Bilbao con toda su estructura".

"Esta es una elección espectacular", señaló Ricardo Moccero ante el grupo que se hizo presente en el salón de Boca Juniors y dijo que "tenemos una lista que nos llena de orgullo, todos los nuestros".

Y después, el Intendente arengó a los presentes con un cántico: ?Que llore, que llore, que llore Nuevo Día...".

Comentá la nota