El coro opositor

Mauricio Macri calificó el discurso de Hugo Biolcati como "crítico pero moderado". Para María Eugenia Estenssoro, de la Coalición Cívica, fue "fuerte pero importante". El diputado radical Pedro Morini coincidió con el dueño de Unión-Pro. "Fue moderado, pensé que podía ser más fuerte", confesó.
El resto de los dirigentes de la oposición adhirieron a las palabras del presidente de la Sociedad Rural con críticas unánimes al Gobierno, aunque evitaron calificar las palabras del anfitrión. Sólo el diputado electo Martín Sabbatella, mediante un comunicado, criticó duro la arenga patriotera de Biolcati y sus colegas. "Hay que reconocerles a estos grandes empresarios que son habilidosos en el manejo público de sus intereses", admitió, y destacó que "no escuché una sola propuesta respecto de cómo hacer para financiar las políticas públicas si se desfinancia el Estado o cómo mantener los precios de los alimentos si se bajan las retenciones y se liberan los mercados externos."

-Mauricio Macri, Unión-Pro, jefe de Gobierno porteño: Biolcati "fue crítico pero moderado, muy respetuoso, convocando al trabajo conjunto para recuperar una patria integrada, para que no haya ningún argentino que no tenga acceso a la educación, la salud y un plato de comida. "El campo protesta pero dialoga, abre la puerta al Gobierno para que se recupere la confianza. El campo es un actor fundamental para que desaparezca la pobreza." El Gobierno debería "hacer una autocrítica y resolver los problemas".

- Francisco de Narváez, diputado de Unión PRO: "El gobierno nacional sigue sin dar soluciones, sólo se anuncian parches. El país necesita una política agropecuaria que abra el camino a las 200 millones de toneladas de granos y a los 75 millones de ganado. Será el Congreso Nacional el ámbito donde sancionaremos las medidas. No se puede seguir demorando la necesidad que tiene el campo".

- Juan Carlos Morán, diputado de la Coalición Cívica: "Esto marca que el diálogo está terminando, la tolerancia del campo es muy poca y las medidas son insuficientes e insignificantes. Confiamos que sea el Congreso el que solucione los problemas del agro. El Gobierno tiene una política de resentimiento y venganza, es equivocada; el camino es el diálogo y la reconciliación".

- Gerardo Morales, presidente de la UCR y senador jujeño: "El país no puede esperar un minuto más en encontrar una solución. Si bien asistimos a una demostración de la presidente, que no concurrió y ni siquiera mandó un funcionario a la Rural, no abandonaremos la lucha por la construcción de consensos para establecer políticas activas en materia agropecuaria y productiva en general". Convocó al Gobierno para que "deje la pelea y se concentre en medidas que alienten la producción".

- Oscar Aguad, titular del bloque radical de Diputados: "El Gobierno ha pedido una nueva oportunidad de generar expectativas positivas. Seguimos lamentándonos por la pérdida de tiempo en encontrar acuerdos y consecuentemente mostrar un país serio para recibir inversiones y estimular la producción".

- Pedro Morini, diputado de la UCR: "Biolcati fue moderado, pensé que podía ser más fuerte, pero en realidad es un discurso que permite mantener el diálogo con críticas al sector. Es indudable que no pueden ser amenos frente al intervencionismo del Estado nacional".

- María Eugenia Estenssoro, senadora de la Coalición Cívica: "Un discurso fuerte pero importante; la perspectiva de celebrar el bicentenario importando carne, leche y trigo es una vergüenza para el país. Hay que pensar en lo que estamos haciendo".

- Martín Sabbatella, diputado electo, Nuevo Encuentro: "La Mesa de Enlace no representa a todo el campo sino a los grupos concentrados, y vuelve a demostrar su matriz autoritaria y su falta de voluntad para el diálogo. Nos preocupan los pequeños productores, los trabajadores rurales y las economías de los pueblos del interior. Por eso consideramos que hay que sostener las retenciones a la soja, porque son una herramienta de redistribución necesaria, tanto afuera como adentro del sector. El futuro de los pequeños y medianos productores no tiene que ver con lo que le interesa a la Mesa de Enlace. El futuro de este sector tiene que ver con políticas activas, con distribuir la renta agraria equitativamente en toda la cadena productiva y aumentar el consumo de los sectores populares. Lo cierto es que no les importa que el Estado tenga recursos para enfrentar la pobreza porque no son pobres ni solidarios, y tampoco les preocupa que suban los precios de los alimentos porque ellos pueden consumir sin ningún tipo de restricciones".

Comentá la nota