Cornejo y el Tomba negaron tener relación con la silbatina a Jaque

Cornejo y el Tomba negaron tener relación con la silbatina a Jaque
El ministro de Gobierno dijo que la hinchada del club intentó arruinar la Vendimia y la acusó de “estar politizada”. .
Lejos de parar la pelota, el Gobierno provincial continúo insistiendo en que la silbatina que recibió Celso Jaque el sábado en el anfiteatro fue parte de una movida orquestada políticamente por el cobismo.

Ayer, el ministro Mario Adaro primero negó haber acusado a la hinchada del Club Godoy Cruz Antonio Tomba de haber iniciado el abucheo al Gobernador (tal como Los Andes publicó en su edición de ayer) pero luego sostuvo que "terceras o cuartas líneas" del municipio que conduce el ultra cobista Alfredo Cornejo quisieron arruinar la Fiesta de la Vendimia.

"No digo que lo hayan decidido los cabezones", añadió disculpando a los popes. La aclaración fue propicia. Hoy Jaque recibe a todos los ex gobernadores para consensuar políticas de Estado y hablar de la crisis internacional y entre ellos estará Julio Cobos.

El ministro Adaro habló largo y tendido sobre el partido que el jueves el Tomba jugó contra San Martín de Tucumán en el estadio Malvinas Argentinas. Como se sabe, terminó suspendido luego de que los barras tombinos se pelearan violentamente con la Policía y entre sí.

"Casualmente o inesperadamente Godoy Cruz, una hinchada de las más violentas que tiene esta provincia y de las que mayores relaciones políticas tiene, en ese marco de Vendimia, termina generando un conflicto contra nadie. El árbitro no había cobrado nada en contra el equipo de Godoy Cruz y sin embargo, se desató una batalla tan violenta que da qué pensar", dijo Adaro en radio Nihuil.

"No digo que sea el intendente -quien mandó a enrarecer el clima vendimial- pero en las agrupaciones políticas siempre hay terceras y cuartas líneas que se dedican a este tipo de cosas y que a veces no responden a las conducciones y creen que lo hacen porque está bien hacerlo", agregó.

La réplica de Cornejo y de la dirigencia del club no se hizo esperar.

Tras negar tener una vinculación directa con la hinchada tombina, habló de la sonora reprobación que recibió Jaque en el Frank Romero Day. Irónico, fiel a su estilo, dijo: "Efectivamente estaba la hinchada de Godoy Cruz, pero también la de Argentino, la de Guaymallén, la de la Lepra, las de los equipos de rugby, de Gimnasia, de los equipos de hockey sobre césped".

Y agregó : "Ponen tanta creatividad para explicar los silbidos, que deberían poner la misma creatividad para mejorar la gestión de gobierno y cumplir la promesa de reducir el delito en seis meses. Deberían poner creatividad para que a Mendoza le vaya mejor, no para explicar cosas que no se pueden explicar. Son ridículos".

Cornejo cuestionó al oficialismo por haber salido a justificar la silbatina "espontánea" que recibió Jaque y por no tener diálogo con la oposición. "Conmigo no hablan, sólo hacen discriminaciones entre municipios amigos y los otros".

El gerenciador del club, José Mansur, también se mostró molesto por las acusaciones que lanzó el Gobierno. "Godoy Cruz Antonio Tomba no está politizado ni se va a politizar. Nosotros estamos trabajando por el bien de una institución deportiva", aseveró.

Mansur fustigó al Gobierno: "Si tienen elementos para decir que los incidentes en el Malvinas fueron motorizados políticamente que lo comprueben, nosotros -la dirigencia- también queremos saberlo, porque lo que hizo ese grupo de hinchas le ha causado un perjuicio enorme al club", explicó el gerenciador.

A estas declaraciones se sumó la de un hincha tombino, Mario Biasi, quien reconoció que muchos adherentes al Tomba estuvieron el sábado en el anfiteatro. "Fuimos a alentar a Nadya (la reina departamental y actual virreina), pero no nos mandó ningún político. Al Gobernador lo chifló todo el mundo. Nosotros sólo sabemos tocar el bombo y la corneta, pero no agarramos ningún silbato", explicó.

Por la tarde, el Ejecutivo intentó dejar atrás la polémica por la silbatina. "Ya dimos vuelta la página", dijo Adaro mientras le daba los últimos retoques a la organización del cónclave de Jaque y los ex gobernadores.

Pero, consultado por este diario, el ministro político volvió a realizar un balance positivo de los festejos vendimiales.

"Teníamos varios frentes abiertos, sin embargo fue una semana en la cual los conflictos más importantes como con los docentes o los productores, fueron resolviéndose. Me parece que fue una Vendimia muy importante para la provincia, con anuncios para la producción. Me parece que ha fortalecido al Gobierno". Aunque agregó que el oficialismo "no hace autismo" con la reprobación que recibió Jaque el sábado por la noche.

Comentá la nota