Cornejo está dispuesto a cerrar el casino del Intercontinental

Cornejo está dispuesto a cerrar el casino del Intercontinental

Despegó al Estado del reclamo de salarios atrasados, exigió el pago de las deudas y habló de facilitar la reubicación de empleados. Trabajo llamó a una conciliación entre KLP y su personal. El 27 vencen plazos.

El gobernador, Alfredo Cornejo, salió a remarcar que el Estado no es el encargado de pagarle los aguinaldos a la empresa KLP, que administra el Casino Cóndor de los Andes y el Hotel Intercontinental, en medio de un conflicto laboral con sus 430 empleados en el ámbito privado. 

Y remarcó que si es necesario cerrará la sala de juegos que está frente al shopping si KLP no paga sus deudas a la Provincia y los sueldos a sus empleados. 

“Si en 10 días no cumplen, estamos facultados a proceder al cierre y  entendemos que estamos obligados a hacerlo, así como estaba obligado el gobierno anterior y no lo hizo”, disparó Cornejo.

“Si esto llega a ocurrir otros casinos privados se han comprometido a tomar empleados”, remarcó.

Por su parte la Subsecretaría de Trabajo que conduce Alejandro Jofré llamó a conciliación (aún no obligatoria) a KLP y al gremio para mañana, y destacó que tiene facultades para exigir a la sociedad que pague los aguinaldos de sus empleados bajo apercibimiento.

Según estimaciones extraoficiales, la multa a KLP puede alcanzar los 7 millones de pesos, dos millones más que la liquidación de aguinaldos adeudados. 

Ayer, un grupo de trabajadores protestó ante la sede del Instituto de Juegos y Casinos (que dispuso el cierre por diez días de la sala de juegos) e incluso ante la propia casa del Gobernador, tras dos encuentros sin resultados en Trabajo. 

“Vayan a protestarle a los empresarios, no al Gobierno. Si quieren cerrar el hotel, deberán indemnizar a los empleados”, remarcó el Gobernador.

Entre los empleados, Bruno Della Torre confirmó que desde la empresa “nos han dicho que quieren negociar con el Estado pero que las propuestas que llevan no son acordes a lo que les pide el Gobernador”.

Y consideró que tanto al Estado como a los otros casinos privados “les conviene que nosotros cerremos”.

En tanto, voceros empresarios remarcan que “sin casino no puede haber hotel”.

Todo sucede en medio de una puja en la que la Provincia reclama la condición de acreedor privilegiado en el concurso preventivo de quiebra  de KLP (que ya lleva dos años).

Una solicitada de la empresa remarca que “todos los acreedores, incluso el Estado provincial, están sometidos al proceso concursal que rige por ley nacional”.

La Provincia reclama el pago de 100 millones de pesos pero  la empresa habla de 30 millones. Los números “verificados” en el concurso 1.017.264 “K.L.P. Emprendimientos por megaconcurso” muestran sumas adeudadas por 22,7 millones en Ingresos Brutos; 2,8 millones en impuesto solidario educativo; 2,4 millones en inmobiliario; 1,5 millón por tasa de fiscalización más las multas. 

KLP afirma que “el 14 de julio de 2015 (bajo el gobierno de Francisco Pérez) la sociedad presentó una propuesta sin que a la fecha tenga respuesta alguna”.

Según voceros oficiales, esta oferta consiste en el pago de  cifras mensuales de medio millón de pesos durante tres años, lo que consideran “irrisorio”.

Hace una semana, el Instituto de Juegos y Casinos dispuso la suspensión por diez días del funcionamiento del Casino Cóndor “por graves incumplimientos conminados por la caducidad del permiso para operar salas de juego e inhabilitación”. 

La decisión oficial detalló tres irregularidades: haberse presentado en concurso preventivo, ser deudores de impuestos públicos  y haber impedido el ingreso de fiscalizadores del IPJC al Casino Cóndor a fin de ejercer el control y fiscalización natural.

KLP administra tanto el casino Cóndor como el Hotel Intercontinental desde 2012 cuando Rafael Augusto Garfunkel  (KLP) y sus socios rusos desplazaron a la gerenciadora Zulú (Luis Olivares).

El plazo para que KLP presente su defensa ante el Instituto  vence el miércoles 27. Ese día será decisivo en las definiciones del actual conflicto del Casino Cóndor. 

Protestas de empleados y conciliación para mañana

El Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar (Aleara) se encuentra en “estado de alerta y movilización” desde el miércoles pasado ante el cierre temporario del casino Cóndor de Mendoza, ordenado por el Gobierno por 10 días hábiles.

“Advertimos que no estamos dispuestos a sufrir la pérdida de días de trabajo o fuentes laborales”, afirmó un comunicado de prensa, firmado por el secretario gremial de Aleara, Ariel Fassione.

Ayer, personal del Casino y del Hotel Intercontinental manifestó en la Subsecretaría de Trabajo, el Instituto de Juegos y Casinos y en la propia casa del gobernador, Alfredo Cornejo, en Godoy Cruz.

Responsabilizaron al Gobierno provincial de ‘trabar soluciones’ al conflicto que estalló tras la falta de pago del aguinaldo del personal del Hotel Intercontinental y de los empleados del Casino Cóndor.

“De ninguna manera podemos ser víctimas o rehenes de una situación ajena" provocada por “diferencias entre la empresa y el organismo encargado de su control”, indicó el sindicalista.

Y expresó la preocupación gremial “por las versiones no desmentidas por las autoridades que hablan de que la clausura provisoria podría extenderse en el tiempo”.

En tanto, el subsecretario de Trabajo, Alejandro Jofré, convocó a una reunión de conciliación entre la empresa y los empleados para mañana a las 10.

“Es responsabilidad del casino Cóndor el pago y el mantenimiento de los puestos laborales y no del Gobierno. Por ello el reclamo de los trabajadores debe ser a los empresarios y no al Gobierno”, dijo Jofré en línea con el discurso público de Cornejo.

Coment� la nota