Cornejo no se conforma con poco

El secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Rosario, Manuel Cornejo, expresó su desacuerdo con la CGT nacional, que se reúne hoy para analizar el pedido de incremento salarial en el contexto de crisis, con un límite -a priori- del 15 por ciento. El líder de los colectiveros rosarinos consideró que la suba tiene que ser "como mínimo de un 25 por ciento". Tal como publicó ayer Rosario/12, desde la Municipalidad niegan que ese incremento pueda solventarse con una nueva modificación de la tarifa, y por el contrario, apuntan a negociar mayores subsidios del Estado nacional.
Para Manuel Cornejo, un quince por ciento de aumento salarial es poco: "Creo que la aspiración de aumento a nivel nacional y lo que dice el gobierno nada tiene que ver con el bolsillo del trabajador", dijo el sindicalista sobre las primeras evaluaciones tanto de la central obrera como del Ejecutivo nacional. "Lo mínimo, el piso de lo que se puede pedir es del 25 por ciento", consideró en declaraciones a Radio 2.

Tal como está la situación del transporte urbano de pasajeros, un incremento salarial pondrá aún más en jaque la ecuación económica. El año pasado, el intendente Miguel Lifschitz difundió que el precio de 1,60 está 33 centavos por debajo del costo, que se ubica en 1,93 peso. Cualquier incremento salarial que se dictamine en la paritaria de la UTA tendrá repercusiones. Sin embargo, la Municipalidad adelantó que no hay margen para un nuevo aumento de la tarifa. Tras la caída de Las Delicias, el sistema de transporte se concentra en la estatal Semtur, La Mixta y Rosario Bus.

Sobre la repercusión que el aumento salarial en el bolsillo de los usuarios rosarinos, Cornejo fue muy claro. "Es un tema de la Municipalidad. Habría que preguntarles por qué aumentan los impuestos y los servicios. Si a ellos, como dicen, les aumenta todo, deben darse cuenta que a los trabajadores también", opinó.

Comentá la nota