Corea del Norte insiste con su desafío y lanza otros siete misiles.

De acuerdo con las primeras informaciones difundidas por medios surcoreanos, se trataría de vectores tipo Scud, con un alcance de unos 500 kilómetros.
Corea del Norte realizó hoy una sexta prueba de un misil balístico, tras haber lanzado otros cuatro desde su costa oriental en dirección al Mar del Este (Mar de Japón), informó hoy el Gobierno surcoreano.

Los otros seis misiles de prueba lanzados hoy se produjeron entre las 8:00 y las 10:45 horas. La emisora de radio KBS citó fuentes militares diciendo que se trataba de misiles balísticos Scud con un alcance de entre 400 y 500 kilómetros.

Los dos primeros misiles fueron disparados desde una instalación de lanzamiento cerca de la ciudad de Wonsan, en la costa este, en dirección del Mar de Japón.

"Es un acto provocativo que viola claramente las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU 1695, 1718 y 1874, que prohíben a Corea del Norte cualquier actividad con misiles balísticos", criticó en un comunicado el Ministerio del Exterior surcoreano, citado por la agencia Yonhap.

El Ministerio lamentó la escalada de tensión promovida por Pyonyang y llamó al país comunista a cumplir con las resoluciones de Naciones Unidas. También Japón condenó los lanzamientos. El jefe de gabinete Takeo Kawamura consideró que "es un grave acto de provocación contra la seguridad de países vecinos, incluyendo Japón, y viola la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU".

El jueves, Corea del Norte lanzó otros cuatro misiles de corto alcance en dirección a zona marítima japonesa desde la costa este. La emisora de radio surcoreana KBS citó a fuentes gubernamentales, que indicaron que los cuatro proyectiles eran al parecer misiles tierra- mar del tipo KN-01, que tiene un alcance de entre 120 y 160 kilómetros.

Hace unas tres semanas, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó amplias sanciones contra Corea del Norte después de que el país llevara a cabo un ensayo atómico.

Corea del Norte tiene frecuentes antecedentes de realizar pruebas con misiles en los momentos de fricción diplomática. En abril pasado lanzó un cohete de largo alcance y luego una serie de proyectiles de trayecto corto, para realizar una prueba nuclear y este mes ya disparó una nueva tanda de misiles.

Ese mismo mes, el país, uno de los pocos regímenes comunistas que sobreviven en el mundo, fue sancionado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con un endurecimiento de las sanciones existentes.

Corea del Sur argumenta que tiene derecho a disparar los cohetes como parte de su programa espacial civil y amenazó con lanzar misiles balísticos intercontinentales en caso de que el Consejo de Seguridad no revea las sanciones.

Comentá la nota