Corea del Norte amenaza con utilizar armas nucleares para eliminar países enemigos

El país comunista lanzó una dura advertencia como respuesta a ejercicios militares conjuntos que realizarán fuerzas norteamericanas y surcoreanas. Vuelve la tensión al este asiático
Corea del Norte criticó los próximos ejercicios militares conjuntos de Corea del Sur y Estados Unidos y dijo que "eliminaría" a los países con armas nucleares si amenazaban al Estado comunista, anunció el domingo la agencia oficial de noticias KCNA.

Las fuerzas de Estados Unidos y Corea del Sur inician el lunes ejercicios conjuntos de comunicaciones y simulaciones por computadora que se dan luego de inusuales medidas conciliadoras de Pyongyang, que este mes liberó a dos periodistas norteamericanos y a un trabajador surcoreano que mantenía detenidos.

Corea del Norte suele criticar los ejercicios conjuntos y los considera como preparativos para una invasión y guerra nuclear. "Si el grupo de los imperialistas de Estados Unidos y Lee Myung-bak amenazan a RPDC con armas nucleares, esta responderá contra ellos con armas nucleares", dijo un funcionario militar citado por KCNA, refiriéndose a Corea del Norte por su nombre oficial, República Popular Democrática de Corea. Lee Myung-bak es el presidente de Corea del Sur.

"El grupo de los imperialistas de Estados Unidos y Lee Myung-bak debería entender claramente que es la voluntad de hierro y postura resuelta del Ejército del Ejército Popular Coreano el entrar en acción en cualquier momento para eliminar sin compasión a los agresores", dijo el funcionario.

Estados Unidos tiene alrededor de 28.500 soldados en Corea del Sur para apoyar a los 670.000 militares del país. El Ejército de Corea del Norte alcanza los 1,2 millones de hombres, pero analistas dicen que está mal armado y no sería rival para las fuerzas surcoreanas y norteamericanas.

Técnicamente, ambas Coreas siguen en guerra porque su conflicto de 1950 a 1953 terminó con un cese al fuego y no un tratado de paz. La empobrecida Corea del Norte se ha molestado por la política de Lee de terminar con las donaciones gratuitas, que alguna vez alcanzaron a un 5 por ciento de la economía anual norcoreana de 17.000 millones de dólares, y en su lugar vinculó la ayuda a los avances que Pyongyang realice para poner fin a las amenazas de seguridad que representa en la región.

La fracturada economía de Corea del Norte ha sido golpeada por las sanciones que la ONU impuso después de la prueba de un misil de largo alcance en abril, considerada por muchos como una prueba encubierta de un arma, y por una prueba nuclear en mayo. Las sanciones apuntaban a detener el comercio de armas de Corea del Norte, una fuente vital de dinero para el Estado.

Comentá la nota