Corea de Norte advierte sobre una guerra nuclear en la región

El régimen norcoreano advirtió ayer que podría estallar una guerra nuclear en la península de Corea y prometió acelerar su programa atómico con fines bélicos en desafío a las sanciones de la ONU.
Un comentario aparecido ayer en el principal diario estatal de Corea del Norte, Rodong Sinmun y difundido por la agencia noticiosa oficial norcoreana, sostuvo que Estados Unidos tiene 1.000 armas nucleares en Corea del Sur. Otro comentario publicado el sábado en el semanario estatal Tongil Sinbo afirmó que Washingtons ha emplazado una gran cantidad de armas nucleares en Corea del Sur y Japón. Norcorea "se encuentra completamente al alcance de un ataque nuclear estadounidense y la península coreana es una zona en la que la posibilidad de una guerra nuclear es la mayor del mundo'', afirmó el Tongil Sinbo.

El presidente surcoreano, Lee Myung-bak, dijo ayer los ministros de seguridad de su gabinete que está dispuesto a encarar "rotunda y llanamente'' la última amenaza norcoreana, dijo su oficina.

El vocero del mando militar estadounidense en Seúl, Kim Yong-kyu, consideró "sin sentido'' la última acusación norcoreana, e indicó que Washington no tiene armas nucleares en Corea del Sur desde 1991, cuando fueron retiradas como parte de la reducción del arsenal atómico tras el fin de la Guerra Fría.

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur emitió una declaración ayer exigiendo que Corea del Norte deje de fomentar las tensiones, abandone sus armas nucleares y reanude el diálogo con su vecino del sur.

Desde Washinton, Estados Unidos dijo buscará que se cumpla la resolución de la ONU que intensifica las sanciones a Corea del Norte por su reciente ensayo nuclear. El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, dijo ayer: "Vamos a hacer cumplir la resolución de la ONU", en una entrevista con el canal NBC en Delaware, su estado natal.

"Corea del Norte es un elemento muy desestabilizador en el este de Asia", afirmó. "Es importante que mantengamos esas sanciones", agregó el vicepresidente de Estados Unidos. Biden afirmó que no era posible determinar las motivaciones de Corea del Norte. "No se pueden adivinar las motivaciones" del gobierno norcoreano, sino que "tenemos que manejarnos con la realidad", dijo.

El Consejo de Seguridad de la ONU decidió el viernes intensificar el régimen de sanciones contra Corea del Norte, en reacción a su último ensayo nuclear del 25 de mayo.

Norcorea reaccionó con gran virulencia a las nuevas sanciones, amenazando con no renunciar a sus ambiciones atómicas y utilizar su plutonio con fines militares.

Corea del Norte prometió ayer reforzar su programa nuclear de enriquecimiento de uranio y es la primera vez que admite tener un programa de enriquecimiento de uranio además de su ya conocido programa de plutonio.

Comentá la nota