"Los cordobeses no se dejarán robar la elección"

"Se enfrentan una vieja concepción política que se niega a morir y una nueva concepción democrática que no termina de cuajar", dijo Morandini.
A la hora de explicar sus aspiraciones a la Cámara Alta nacional, la actual diputada Norma Morandini, segunda candidata a senadora por el Frente Cívico, habló de continuidad. "Quiero seguir trabajando en lo que quedó inconcluso, sobre todo en la recuperación del Congreso como institución, corazón del sistema democrático", afirmó.

Desde Buenos Aires, la periodista y política aseguró que pasar de una cámara a otra no difiere en el sentido del compromiso, pero sí en relación a problemas específicos de Córdoba.

"Es en el Senado donde se defienden los intereses de la provincias, donde se debe trabajar para crear una mayoría federal que pueda hacer un nuevo pacto fiscal", especificó antes de apuntar que no tiene nada personal con el matrimonio Kirchner, "pero sí contra la concepción autoritaria que encarnan".

Con respecto a su actuación en estos cuatro años de diputada, Morandini aseguró que siempre votó a conciencia. "Nunca delegué facultades, no voté superpoderes. Nadie podrá decir que acepté presiones para votar de una u otra manera", apuntó la diputada, quien llegó a la Cámara Baja de la mano del Partido Nuevo, de Luis Juez, pero poco después formó un bloque unipersonal llamado Memoria y Democracia.

"El Congreso es lo más parecido al colegio, donde está el buen compañero, el que copia, el que ayuda, el que es un chanta o el que es solidario", graficó.

"El Congreso que yo viví convalidó las decisiones del Gobierno, nunca buscó consensuar las leyes", explicó con respecto de su experiencia, y aseguró que los debates en torno a la Resolución 125 probaron lo interesante e importante del debate parlamentario. "La ciudadanía debe conocer a aquellos que la representan", dijo.

"Estas no son unas elecciones más. La disputa es entre una concepción política vieja que se niega a morir y una concepción democrática nueva que no termina de cuajar", apuntó la diputada, quien se enorgullece de ser una de las pocas que responde a los pedidos de audiencia y a los correos electrónicos.

"No tengo predicciones, pero sí tengo la confianza de que recuperaremos el orgullo de la autonomía. Y confío en que los cordobeses fiscalizarán y no se dejarán robar la elección", expresó en clara alusión a los polémicos comicios de 2007.

Comentá la nota