20% de cordobeses sin agua potable.

Son 640 mil personas las que padecen esta carencia en un centenar de pueblos y parajes, sobre todo del norte y oeste cordobés. Con el plan Agua para Todos, el Gobierno promete que en 2011 todos tendrán acceso al servicio.
No podía creer lo que veía. Tampoco, explicar las sensaciones gratas que le provocaba aquella imagen tan común en otros lugares como extraña en su pueblo: agua apta para beber saliendo de una canilla comunitaria.

"Ahora no vamos a tener que caminar cinco kilómetros, casi todos los días, para cargar los tachos para hacer la comida y lavarnos", comentó Elena, vecina de Guanaco Muerto, un pequeño pueblo del departamento Cruz del Eje donde hace 10 días se inauguró una planta para proveer de agua potable a unos 350 habitantes.

"El doctor que viene acá nos dijo que ahora los chicos no van a tener tantos dolores de panza porque van a poder tomar agua buena y lavarse bien las manos antes de comer; ¡Dios quiera que sea así!", destacó la mujer en un tono que mixturaba alegría y esperanza.

Domingo Soria, presidente de esa comuna, expresó su convicción de que la obra es "la más importante de las inauguradas en el pueblo en décadas, porque va a mejorar la calidad de vida de mucha gente que, con razón, se sentía olvidada y desilusionada con quienes le prometieron cosas y jamás cumplieron".

Hasta hace poco más de una semana, la mitad de la población de Guanaco Muerto (a 40 kilómetros de Cruz del Eje) carecía de agua potable.

La obra –que requirió de una perforación de 105 metros de profundidad y 300 mil pesos de inversión– es una de las 20 que se han concretado en el interior, sobre las 240 contempladas en el plan Agua para Todos. El Gobierno de Córdoba puso en marcha esa iniciativa en abril del año pasado, con la ilusión de que la totalidad de cordobeses tenga acceso al agua potable en 2011.

Hasta ese momento, sólo el 75 por ciento de los 3,2 millones de habitantes de la Provincia, aproximadamente, disponía de ese servicio esencial.

Es decir que unos 800 mil cordobeses carecían de la prestación un año atrás.

En el interior, hay en la actualidad un centenar de parajes y poblados en "lista de espera", cuyos habitantes no ven la hora de tener a su alcance aunque sea una canilla para abastecerse de agua segura.

Los registros oficiales indican que, hasta el momento, se han concretado alrededor de 20 obras de las previstas en el plan oficial para el interior y otras tantas en Capital. Un número similar se encuentra en ejecución, con una inversión de 10,6 millones de pesos.

La infraestructura ejecutada permitió elevar la cobertura del servicio al 80 por ciento de los cordobeses.

Mapa de desigualdades. La zona de Córdoba donde la escasez del agua es un problema serio comprende, en forma total, a los departamentos San Alberto, San Javier, Pocho, Minas, Cruz del Eje, Ischilín, Sobremonte, Tulumba, Río Seco y Colón. Y de manera parcial, a Río Primero y Punilla.

En esa franja árida (de 65 mil kilómetros cuadrados de superficie) viven unas 481 mil personas, según el Censo Provincial de Población 2008.

Las precipitaciones anuales en esa región son inferiores a los 700 milímetros, con extremos por debajo de 400 milímetros en una amplia porción territorial que se despliega en el límite con La Rioja y Catamarca. Eso explica por qué el 70 por ciento de las obras proyectadas en el plan Agua para Todos se concentra en esa comarca.

La franja central y centro oeste que va desde Capital hasta el departamento Río Cuarto y el extremo noroeste de General Roca presenta, salvo algunas excepciones, condiciones de cantidad y calidad de agua aceptables. Más al sur, Villa Huidobro, Huinca Renancó y otras localidades son abastecidas de manera parcial por acuíferos desde médanos, por lo que el acceso al agua es relativo y poco seguro.

El resto del territorio está abastecido por acueductos y la calidad del agua es admitida como deficitaria.

La radiografía general indica que, aun si se alcanzara la ambiciosa meta fijada para 2011 –que todos los cordobeses tengan acceso seguro al agua– lograr una calidad aceptable en todas las regiones seguirá siendo un desafío lleno de dificultades.

Las claves

Metas. El plan "El agua fuente de vida", de Naciones Unidas (ONU) fijó como meta para el decenio 2005-2015 el acceso seguro al agua potable para el 50 por ciento de la población mundial. En ese lapso, Argentina aspira a que sea del 66 por ciento.

Acá. Córdoba pretende que toda su población acceda al agua potable en 2011.

Escasez. La capacidad de extracción de agua superficial en Córdoba es de 100 metros cúbicos por segundo: una de las regiones más pobres en ese aspecto.

Comentá la nota