Córdoba tiene el 9,6% de las pymes argentinas

En todo el país hay 553.645 empresas medianas que emplean al 66 por ciento de los trabajadores. Nueve de cada diez tienen menos de 20 dependientes, según la consultora Claves Información Competitiva.

En la Argentina hay 553.645 empresas pymes, de las que el 9,6 por ciento están en Córdoba. La provincia es la segunda zona del país por número de unidades, detrás de Buenos Aires y la Capital Federal que aglutinan al 55 por ciento de las compañías. Los datos son parte del trabajo sobre estructura productiva del sector elaborado por la consultora Claves Información Competitiva.

En Argentina las pymes representan el 99,5 por ciento de las empresas y emplean en total al 66 por ciento de los trabajadores. Nueve de cada diez tienen menos de 20 empleados. Si la categorización se hace por sector de actividad, el 46 por ciento se desarrolla dentro del área de servicios (252 mil) seguido por el sector comercio con un total de 131 mil pequeñas y medianas empresas.

Después de Buenos Aires y Córdoba por cantidad de unidades se ubican Santa Fe con el 9,48 por ciento; Mendoza con el 3,96 por ciento; Entre Ríos que cuenta con el 2,91 por ciento y Tucumán que suma el 2,17 por ciento.

En el informe de Claves se subraya la existencia de una "fuerte correlación positiva entre la localización geográfica de las empresas y los centros urbanos más importantes, lo que guarda una estrecha relación con la significancia que posee para las pymes el mercado interno y a la vez, la relevancia de estas empresas para la diversificación productiva de las regiones".

En una comparación respecto a 2007, este año la cantidad de personas físicas y jurídicas en el segmento creció casi 30 por ciento (pasó de 427.604 a 553.645) pero el peso específico del sector respecto del total de empresas formales cayó levemente: dos años atrás era de 99,43 por ciento y ahora es de 99,05 por ciento.

Durante el 2008 la facturación total de las pymes alcanzó los 834.700 millones de pesos, mientras que empleó a 11,2 millones de personas, cifra que deja en claro su importancia en el mercado laboral argentino.

A favor y en detrimento

Los analistas de Claves plantean en su trabajo que entre las principales fortalezas de este tipo de empresas se cuentan los bajos índices relativos de endeudamiento; la alta flexibilidad que tienen, lo que les permite una rápida adaptación al contexto, y la característica de desarrollarse en ciclos operativos breves.

A la hora de definir las oportunidades más significativas que tienen apuntan al resurgimiento de la cultura emprendedora y al interés de organismos multilaterales de crédito de que el segmento crezca, por lo que cuentan con líneas de financiamiento y de capacitación específicas.

Los especialistas también abordaron las debilidades. Y entre ellas marcaron que casi las dos terceras partes de las pymes son empresas familiares y que su dirección está enfocada al corto plazo con la pérdida de perspectiva que eso implica. Además pusieron en el tapete el escaso poder de negociación del sector y las escasas fuentes de financiamientos con que cuentan, lo que es motivo de reclamo permanente por las empresas.

Respecto de las "amenazas" que afrontan aparecen el contexto económico internacional y nacional desfavorable que les provoca, como al resto de los agentes económicos, una alta incertidumbre. También mencionan la alta competencia desleal con la que deben lidiar; la distorsión de los precios relativos y la alta presión tributaria.

En relación a ese punto la consultora Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa) insiste en que sin una reforma impositiva que favorezca a las pymes continuará la informalidad laboral. La clave, para la entidad, es reducir los costos y simplificar los procedimientos para que se puedan cumplir las normas vigentes.

Comentá la nota