Córdoba, también afectada por la guerra comercial con Brasil

Un promedio de 20 camiones originados en Córdoba se encuentran frenados todos los días en el paso fronterizo de Uruguayana, como consecuencia de las restricciones comerciales impuestas por Brasil con la habilitación de un nuevo nomenclador de mercadería sujeta a licencias no automáticas.
"Hace tiempo que se nota un aumento en la cantidad de días que los camiones quedan demorados. Cuando se trata de productos que compiten con Brasil todos pasan por canal rojo que es casi morado", sintetizó ayer Jorge Sánchez, responsable del tráfico internacional de la empresa cordobesa Cargo.

El secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Alfredo Chiaradía, le transmitió ayer por expresa solicitud del canciller Jorge Taiana al embajador de Brasil en Buenos Aires, Mauro Vieira, el reclamo formal para que se libere la mercancía argentina en tránsito.

El reclamo se basó en que "es inaceptable que detengan camiones en la frontera, con mercadería perecedera y sin aviso previo" informaron en el Palacio San Martín, en Buenos Aires, tras el encuentro.

La protesta habría comenzado a dar resultado anoche mismo cuando trascendió que centenares de camiones demorados comenzaron a ingresar a territorio brasileño.

Cargo, por ejemplo cuenta con una treintena de equipos que en forma permanente transitan la ruta entre Brasil y la Argentina. "En algunos casos hemos tenido hasta 10 días de demoras", explicó Sánchez.

Córdoba manda por vía terrestre productos como materias primas, autopartes, films para la industria alimenticia, chapa estampada y amortiguadores, entre una amplia gama de productos.

Entre los camiones demorados de esta empresa y otros de transportistas de menor flujo, en Uruguayana hubo en los últimos días unos 20 camiones originados en Córdoba parados a la espera de atravesar los controles. La cifra es importante dada la baja operatividad de esa Aduana. "Cuando hay que abrir una carga no puede procesar más de dos camiones al día", dijeron fuentes del sector.

Desde la cancillería dijeron además que durante la reunión de una hora Chiaradía le planteó "la preocupación y el reclamo" del gobierno argentino por "la falta de transparencia y de aviso previo" de las medidas que afectan sobre todo Mendoza, Río Negro y San Juan, "que tienen una marcada asimetría con las que toma Argentina, que son anunciadas con tiempo antes de que empiecen a regir".

En el caso de las medidas que tomó Brasil en los últimos días se trata de la incorporación automática y sin previo aviso a su sistema informático aduanero de mercaderías argentinas; unos 4.500 productos están registrados en su nomenclador arancelario.

"Esto es un enorme universo de productos, pero al no avisar previamente y con sólo meterlo en el sistema aduanero se ejecuta generando estos problemas evitables", le dijo Chiaradía a Vieira, según las fuentes de la diplomacia comercial.

Comentá la nota